Saturday, February 08, 2014

Murales y entre calles (2)



Debe haber miles de estudios sobre los murales de Diego de Rivera del Palacio Nacional. A pesar de todas las veces que he venido a México y a pesar de ser una visita casi obligada, esta es la primera vez que los veo. Aparecen el la película Frida. Es allí y mientras él los pintaba cuando los dos se conocieron. 
Las dimensiones son gigantescas 



y cada detalle, significativo







Sí, mucho de la historia de México, muchos símbolos, mucho del imaginario compartido









Diego Rivera fue uno de los grandes muralistas que contribuyó al nacionalista postrevolucionario





Caras, físicos, formas, colores... ¿Cómo es posible que sean las obras artísticas las que informen nuestra cultura y nuestra memoria cultural, y que siempre haya tan pocos apoyos para la cultura? Aquí, en España, en Estados Unidos. Al final, el empeño personal y el a pesar de todo es lo que nos sigue motivando a crear











Agradecemos la luz del patio



y el pequeño espacio del jardín con capilla propia



antes de salir a la calle de la Moneda. La luz ya ha empezado a caer y el sol tibio dora la piedra







Por la acera, ese montón de gente vendiendo de todo y pregonando sus ventas con cantitos inconfundibles





Vendiendo de todo, literalmente







Siempre me sorprende que en un país donde la artesanía es tan rica, el plástico esté por todas partes







Siempre los contraste, el buscarse la vida como se puede



Siempre también, la comida en el momento, los antojos. Hay muchos vendedores de tlayudas


 


Las tlayudas son tortillas de maíz tostadas a las que se les pone frijoles refritos, nopales, salsa (picante), crema y queso





Es sábado por la tarde, la hora del paseo para muchos, el momento de vender para otros





o de dormir después del paseo



Para nosotros es hora de comer y hoy toca comida de Tixtla, Guerrero.

Exposición de arte Maya (1)

Tal vez en cualquier lugar del mundo hay mucho que se puede hacer, especialmente si no estás trabajando de 8 a 5 de la tarde. Igual que le robamos días al invierno, le robamos también días al trabajo.
Con ganas de ver la exposición de arte maya, hoy volvemos a intentarlo. No llegamos muy temprano. Salimos como a las 12 de casa y a pesar de o porque es sábado, hay mucho tráfico. También mucha gente en el Zócalo. Caminamos deprisa entre los vendedores que ya hace rato pusieron sus puestos. Sus niños les acompañan


La exposición, "Mayas, Revelación de un tiempo sin fin", está en el primer piso del Palacio Nacional


No nos paramos mucho a ver el impresionante mural de Diego de Rivera que está subiendo las escaleras


Dejamos para el final verlo con un poco más de calma. Éste y los otros que hay en el primer piso.
También hay bastante gente en la exposición. Cuando entramos no nos imaginábamos que fuera a ser tan ámplia y que tuviera una colección tan maravillosa de piezas de muchas partes mayas desde el preclásico al postclásico. Figurillas, estelas, vasijas, urnas funerarias, máscaras... la variedad es impresionante.
Hice muchas fotos. Más que la necesidad de acumular en la cámara o en las estanterías digitales, por el gusto de poder abrir una mirilla para quienes no puedan verla. Esta figurilla es del preclásico medio (1200 a 500 a.C) y viene del Museo de Arqueología y Etnología de Ciudad de Guatemala. Está hecha de barro y los rasgos olmecoides son claros



Este dintel viene de Yaxchilán, Chiapans. Es del clásico tardío (600 a 900 d.C). Sus glifos son una belleza





La Reina de Uxmal tiene un gesto severo. Parece representar un personaje masculino en esa serpiente con la boca abierta



Por supuesto que no podían faltar los aros del Juego de pelota. Éste está hecho en piedra y proviene de Chichén Itzá, del Postclásico temprano (900 a 1250 d.C)



Los grabados de dinteles y estelas siempre me impresionan

 El Panel 1 de la Corona es de Petén (Guatemala). La nota informativa del Panel cuenta que "La inscripción se refiere que el 25 de octubre de 677 d.C. fue consagrado un santuario cuyo enimgático nombre fue wak mih nal, Lugar del Seis Nada. Este recinto fue un oráculo donde los hombres oían o escuchaban a una deidad llamada Dios del Lugar del Seis Nada. El rito fue realizado por K'inich Yook, gobernante de La Corona. El texto narra que el 3 de noviembre de 673 d.C. K'inich Yook marchó a Clalakmul, a donde llegó el 9 de noviembre de 677 d.C. Ese día se entrevistó con Yukno'm Ch'e'n, el poderoso gobernante local. La escena muestra a ambos personajes en la realización de un rito que incluyó la ofrenda de incienso"



Un universo se abre a través de todas estas piezas. Toda una historia, una filosofía. Muchos años de vida y arte 



Trabajos en piedra, en jade, en cocha. Mira este pectoral de Petén hecho de concha con forma de mono araña de perfil


Son muchos los detalles



y el gusto. Mira esta tapa de incensario de figura femenina con su cuerpo cubierto de semillas de cacao,


esta figura de jugador de pelota


este sahumador de sartén con mango con figura de danzante


o esta ocarina



Tampoco podían faltar los incensarios




ni los altares. Este altar de la Terraza Este del Juego de Pelota de Quiriguá, Guatemala, muestra a un gobernante que lleva un tocado con la representación del dios Itzamnaaj. El texto del borde registra el nombre del señor K'ahk' Uti' Chan, gobernate de la vecina ciudad de Copán y que en esa época dominaba a Quiriguá 


También hay chamanes


y por supuesto, máscaras. Me gusta muchísimo volver ésta del gobernante Pakal que ya vimos en Palenque



y ésta que y que es la representación de una deidad anciana. Hecha en jade, fue parte de un cinturón ceremonial de K'inich Janahb' Pakal


Estamos cansados después de tres horas o tres horas y media. Agradecemos mucho salir al patio cubierto


y sentarnos un momento



antes de salir y pararnos a ver los murales que mañana te enseño.

Thursday, February 06, 2014

Una primavera de invierno


Le robamos días al invierno y volamos al sur. Es la Ciudad de México. Apenas si nos escapamos de una nevada más en el Midwest y de unos cuantos días de menos cero. Aunque ayer salimos con casi cuatro horas de retraso, por lo menos salimos.
Sentir el aire cálido nada más llegar ayuda a recobrar sensaciones. Hay grillos al atardecer.
Es momento de disfrutar.

Hoy salimos a caminar por el centro. En realidad queríamos ver una exposición de objetos maya que hay en Palacio Nacional pero tenemos mala suerte porque hay una actividad de algo del ejército y han cerrado el edificio para el público. Cambiamos de planes y caminamos



Siempre hay algo que hacer en esta ciudad de micromunddos


en la que la gente son actores del escenario vivo. 
Sé que ya me he acostumbrado a ver esta esquina pero hace mucho tiempo que no subo una foto así. En algunos lugares del mundo, la crisis y la falta de trabajo es permanente



Siempre están ahí, junto a la verja que rodea la catedral



Así, descontextualizado, el Templo Mayor pierde sentido. Hoy no hay tanta gente a sus puertas. Tampoco tantos vendedores. Cuando hay actividades en el Zócalo, "la autoridad" mueve los puestos a calles cercanas. Al pasar por una de esas calles, los pregones de las ventas ensordecen. Grabo. El paisaje sonoro dice que estamos en México. Noy hay duda. 
Lo mismo que esta construcción de esas calles del centro


y negociosque comparten espacio que otros más modernos. Éste es de hace 70 años




y la Dulcería Celaya de 1874


Vemos los buñuelos en el escaparate


pero no los compramos. Hoy tocan palanquetas de ajonjolí y amaranto, obleas con dulce de leche y cocadas de limón que guardamos para un poco después.
Sí, ese centro de la Ciudad de México lleno de mágicas idiosincracias,


con luces


y vida propia



Es casi primavera. El parque en Coyoacán suena a eso.
Cuando recogemos el coche ya el sol empieza a bajar. Del sur vamos al norte. Hacemos otra parada para a ver a unos amigos y de regreso a casa tratamos de creernos estos días tan distintos al invierno del norte y el encierro del trabajo. Todo es parte de la vida.