Monday, November 13, 2017

Desde Xalapa

Hace dos meses que llegué a Xalapa.
Desde que llegué he querido hacer blog pero no he encontrado el momento: siempre pasan muchas cosas y los días se llenan hasta que no le quedan esquinas para sentarse a mirarlos desde ellas. Ha habido mucho que hacer y muchas de esas cosas eran decididas por alguien o algo sobre lo que no tenías control.

Fanny trajo flores de bienvenida el primer día. Comimos chocolate. Todo estaba vacío pero la ofrenda llenó el espacio

IMG_8998 

No había casi nada aquellos primeros días pero los amigos llegaban y dejaban su abrazo, sus voces, su eco,  su bienvenida. No me faltó ayuda ni apoyo.

La mudanza llegó una semana después, el 19 de septiembre, el día del terremoto. Poco a poco nos fuimos dando cuenta del alcance. Aquí solo lo habíamos sentido. No hubo pérdidas humanas ni daños materiales. Después del colapso de las comunicaciones, nos fuimos poniendo en contacto con amigos y familia, con conocidos y desconocidos. Estábamos todos aquí, los amigos, el nuevo equipo Xalapa que semanas más tarde celebraríamos con la claridad de ese color envolvente

IMG_9016

Nos reunimos alrededor de la mesa, conversamos, tocamos música. Entendimos que este lugar tiene todo eso, que sus brazos son acogedores

IMG_9055

IMG_9086

IMG_9088

y que 

IMG_9137

a pesar de que Xalapa no sea fácil de caminar entre cuestas, subidas y bajadas,

IMG_7897

IMG_7900

a pesar de que el tráfico sea espeso y exagerado o de que el cableado configure el paisaje de muchas de sus calles

IMG_7895

Como en muchas otras partes, lo que nos gusta y lo que no, lo luminoso y lo apagado, convive. Más allá de lo que no entendemos o no nos agrada, hay mucho que nos sorprende. Su toque de gracia crea otra forma de mirar y sentir

IMG_7899

IMG_7788

IMG_7758

Xalapa mira hacia dentro. A menudo una fachada no dice el interior. A veces una pequeña puerta se abre a patios de casas antiguas restauradas con el más castizo sabor mexicano. Otras te conducen a una casa con un laberinto de habitaciones que todavía conservan los suelos de azulejos antiguos y que funciona como restaurante. A veces, un callejón te lleva a patios como este, el Patio Muñoz

IMG_7902

IMG_7907

IMG_7905

IMG_7906

Ahí tiene Ramón su taller. Ahí ensayamos con un grupo ecléctico de músicos para grabar un tema que él compuso y que entrelaza danzón, son jarocho, son huasteco, swing, hip hop, jazz

IMG_7941

IMG_7942

Todo eso es Xalapa. Hay que descubrirla como si se desvenaran chiles. Las venas te van llevando, te guían. Hay que darle tiempo y entender que todo aquí es un poco distinto. Como todas los lugares, este también tiene su ritmo. 

Aún no hace frío y hay flores,

IMG_0566

IMG_0426

hay vida

IMG_0453

IMG_0410

A primeros de octubre fuimos a ver el mar. El viaje fue largo porque elegimos el Pacífico pero mereció la pena. El agua nos lavó la piel cansada de todos estos meses de preparación, despedidas y encuentros. Lloramos y reímos. El proceso nos desnudó y nos vistió cien veces y más. Esta nueva etapa es continuar, un mar que mueve y empuja

IMG_9271

Saturday, April 15, 2017

Seattle, bibliotecas y atardeceres • Día 8 (2)

Bajamos y volvemos a esas calles donde es imposible dejar de mirar hacia lo alto

IMG_7848

IMG_7850

Otro de los edificios que no pasa desapercibido es la biblioteca pública

IMG_7851

Creo que las fotos no dejan ver la construcción completa y creo que en la página de wikipedia se puede ver mucho mejor. El edificio trata de imitar libros, unos encima de otros

IMG_7862

IMG_7909

IMG_7910

Abrió en 2004 y en 2007 fue votado como una de las 150 estructuras arquitectónicas favoritas de Estados Unidos. De verdad que tanto el interior como el exterior llaman la atención. Muchos espacios que invitan. Espacios también para acoger a los sin techo, que tanto aquí como en San Francisco (o tal vez en toda California) son bastante visibles -- en parte porque el clima lo permite 

IMG_7874

IMG_7887

IMG_7888

IMG_7894

Me gusta mucho también la mezcla entre lo nuevo y lo viejo, la oportunidad que ofrece de mirar las cosas desde varias perspectivas, jugar con formas y espacios,

IMG_7914

IMG_7916

IMG_7920

IMG_7927

IMG_7928

encontrar lo diferente, estar en el momento y crear el lugar

IMG_7923

IMG_7932

IMG_7933

Más cerca del puerto está la parte vieja de la ciudad, la que destruyó casi por completo el gran incendio de 1889, unos cuarenta años después del nacimiento de la ciudad

IMG_7949

IMG_7950

IMG_7954

IMG_7955

Desde allí se llegan a ver los rascacielos

IMG_7963

Decidimos hacer un tour por los subterráneos para poder ver de qué manera se reconstruyó la ciudad tras el incendio y de paso, aprender algo más sobre Seattle

IMG_7981

IMG_7985

Como curiosidad, dos fotos de la especia de claraboyas que ingeniaron y que dan una luz sorprendente. En las aceras pueden fácilmente pasar desapercibidas porque están planas y los cristales que utilizan se ven oscuros. Sin embargo, desde abajo, así se ven

IMG_8008

IMG_8012

IMG_8015

El tour dura como una hora. Entramos y salimos de esos sótanos que algunos están reutilizandos (clubs de comedia, exposiciones...) y otros no. En esta zona, la ciudad se siente más viva, con más personalidad, espacios más abiertos, parques para convivir y estar

IMG_8029

En este puedes jugar al futbolín, al ajedrez, a ping-pong

IMG_8035

IMG_8036

IMG_8040

La primavera, aunque lenta, va dejando que los árboles despierte. Aunque no hace mucho calor, se puede estar afuera

IMG_8038

IMG_8056

IMG_8060

IMG_8073

Hacemos tiempo para ir hasta el muelle. Queremos tomar un ferry que nos lleve hasta la otra orilla de la bahía y de regreso, poder ver el atardecer

IMG_8090

Siempre pienso en cómo el lugar determina un estilo de vida, los trabajos, las formas de hacer. Ir  y venir en ferry es habitual para quienes se mueven en la pequeña bahía. Tardamos una media hora en curarla. Aunque hace frío por el viento cortante, estar afuera es adictivo no solo para nosotros sino para otros

IMG_8122

y ahí nos quedamos prendidos del horizonte de edificios

IMG_8100

IMG_8108

IMG_8116

que la distancia constantemente transforma 

IMG_8130

IMG_8134

Volvemos a ver el Space Needle, tan representativo de Seattle. Se construyó para la Feria Mundial de 1962 y se ha mantenido como uno de los edificios más altos de Seattle durante al menos tres décadas. En la parte de arriba tiene un observatorio (como en Columbia Center) y un restaurante que rota

IMG_8135

IMG_8142

IMG_8154

IMG_8144

También Mount Rainier, que asoma de repente, sin que nos demos cuenta. Esta mañana no lo vimos porque el cielo estaba cubierto pero ahí está,

IMG_8146

IMG_8157

constante mientras nos alejamos

IMG_8160

IMG_8168

IMG_8150

Todo se siente diferente al regreso

IMG_8199

IMG_8210

IMG_8216

Esa luz lo transforma todo y nosotros no somos los únicos que la buscan 

IMG_8221

IMG_8224

IMG_8236

IMG_8241

IMG_8245

IMG_8265

Nos dejamos ir, como la luz

IMG_8276

IMG_8283

Cansados, caminamos hasta la parada del autobús. Ya han cerrado las calles

IMG_8309

y es hora de ir a cenar. Lisa nos lleva a un restaurante en la bahía, cerca de su casa. Agradecemos el lugar, la comida, el haber podido compartir un día con ella, sencilla y apasionada, honesta y generosa.

Es el final del viaje. Realmente ha merecido la pena. Hay que volver para pasar varios días en cada uno de los lugares donde hemos estado, ver a los amigos que no hemos podido ver en este viaje y volver a pasar más tiempo con los demás. La vida es eso, ¿no?