Monday, April 27, 2009

Todo conectado

En estos tres últimos días, todo está renaciendo de forma vertiginosa. Calor y humedad, esa es la fórmula. Asombroso verlo. Como asombroso el número de afectados por la epidemia en México y la rapidez con la que parece extenderse. Asusta.
Hemos creado sociedades globales en las que casi todo depende de casi todo y en las que los equilibrios parecen más frágiles que nunca. Siempre algo nuevo en ellas, bueno o malo. Y esta vez hay que estar alerta

P4010027

Es otra llamada de atención que nos recuerda lo vulnerable que somos.

8 comments:

Irreverens said...

¡Qué buena foto!

Sí que asusta, sí. Porque hoy día sí vivimos en una verdadera aldea global, en la que la irresponsabilidad de unos pocos puede afectar sobremanera el bienestar de la mayoría.

Esperemos que la pandemia se quede ahí.

Besotes y buenos días,
:)

Alegría said...

... está bien recordarlo... que no nos creamos a salvo de todo... Aunque yo creo, que el propio ser humano, está acabando con el ser humano...

Un beso.

banderas said...

Si hace siglos, con lo lentos que eran los transportes, una epidemia traspasaba fronteras en semanas... hoy en día, que cruzas el mundo en 24 horas, ¡Cuanto más rápidos los contagios! Lo bueno y lo malo de los avances en una sola moneda... el progreso.

Me he leído las últimas entradas de un mini-tirón y ya he visto que tus exámenes han sido duros de verdad... y que llego tarde para darte más fuerzas. También he estado trotando por ahí... como la Irre... y es que somos incorregibles.

Me alegra saber que ha pasado el largo y crudo invierno y los duros y largos exámenes.

Ahora a recoger los resultados ¿no? Ya nos contarás.

Biquiños ;-)

Cecilia Alameda Sol said...

Somos vulnerables, sí, pero sobre todo cuando desconocemos el alcance de los peligros o, incluso, su existencia. La globalidad tiene sus inconvenientes, pero también alguna ventaja, como es la multiplicación de los mensajes y la posibilidad de compartir remedios.

Raquel said...

Irreverens,
esperemos. La gente se ha tomado en serio la gravedad del asunto allí y parece que al menos, en lo que a medidas de prevención respecta, lo están haciendo bien.
(Solecito y primavera. Perfecto)
Besotes

Alegría,
mucho ha cambiado en los últimos años por el aceleramiento de la globalización y la tecnología digital. Hay mucho bueno pero claro, lo malo también ha crecido. Tenemos que seguir buscando y encontrando el equilibrio.

Banderas,
por fin terminé con esos exámenes. Sí, han sido duros de verdad. Yo os diré los resultados.
Estoy deseando poder moverme en bici y volver a la rutina de ejercicio físico y demás, aunque no soy trotamundos como Irre y tú, que se os admira mucho por eso.
Un abrazo

Cecilia,
tienes mucha razón. El miedo en esta etapa es en parte por no saber el origen real y no poder desarrollar una vacuna. Lo bueno, las fuerzas unidas para luchar contra la progación.
Buenos días.

leo said...

Vulnerables, interconectados...
Asusta, sí.
Un beso.

dintel said...

Que dejen de recordármelo tanto que ya me lo recuerdo yo misma.

La foto, genial, sencillamente.

Raquel said...

Leo,
un beso.

Dintel,
esa pared debería tener tintes más violetas pero el sol fuerte se los diluyó. Le falta la expresión a esa cara, ¿verdad?