Thursday, November 19, 2009

Al fin del día, un mariachi

Después de estos dos últimos días tan intensos, tengo la sensación de llevar muchos días aquí. Escuchar ponencias, ver a gente, charlar, escuchar.
Hoy por fin me tomé la mañana con calma para centrarme en mi presentación. Realmente hace falta desconectar, reagruparse. Después, la conferencia magistral de Steven Feld, un etnomusicólogo muy reconocido que de forma brillante ghabló de “Acustemology”, cómo escuchar, cómo conocer y vivir los espacios sonoros.

Por la noche, por fin un descanso y una buena cena en la “La polar”. Birria, un guisado de cabrito que puedes tomar como tal, con cuchara, o combinar con tacos que vas haciendo con la carne y añadiendo un poco de aguacate. Todo salpicado con música de mariachi

PB190056

Pensar en la conferencia de Feld y escuchar al mariachi que toca temas para la mesa de al lado y que se turna con el grupo que toca música norteña un poco más allá. Espacio sonoro, habitado.
El lugar está lleno y el nivel de ruido va en aumento a medida que pasan las horas. O tal vez sólo sea que los violines está ahí al lado, ahí el cantante de voz poderosa acostumbrada a proyectar y dejarse oir por encima de todo lo demás

PB190069

las trompetas un poco más acá

PB190074

Simpáticos los mariachis, listos para coquetear y dedicarte una canción

PB190059

La próxima vez será.

3 comments:

Irreverens said...

¿Esta vez no hubo canción dedicada o no coqueteó contigo?
:P

Besotes, Raquel, y buen viaje de vuelta a casa.
:)

Raquel said...

Coqueteó, coqueteó... pero andaba de mariposón con todo aquel que le regalara miradas.
Todavía no me voy. Es Thanksgiving en Madison y vamos a quedarnos unos días más para ir a ver unas ruinas arqueológicas que hace tiempo queríamos ver.
A ver si puedo contar de eso cuando pase.
Besote Irre! (I will catch up once I am back in Madison.)

Irreverens said...

Do not worry about catching up, and enjoy it!
:D