Tuesday, May 21, 2013

Desplegándose

El tiempo es subjetividad y vivirlo con plenitud, el afán de su propio existir. En una semana puede pasar de todo y un día puede resumir un mundo. Ayer salí de Salamanca de madrugada, cuando la silueta de la catedral se desplegaban puntual y serena

IMG_0761 

El camino dibujó su invierno en primavera, el campo verde y las nubes bajas jugando al escondite. Me sorprendió y me gustó pasar por Ávila

 IMG_0765


En poco más de tres horas estaba en el aeropuerto. Ocho horas después y un viaje cómodo y directo me llevan a Chicago. Desde ahí, sin mucha demora y otro autobús de tres horas, voy a Madison. El camino me recuerda que es la época de la explosión de luz y color, todo muy distinto a como lo dejé hace una semana

IMG_0770
 
 IMG_0773

Entrando en Madison me encuentro haciendo las mismas fotos que otros hacen 

IMG_0776

y vuelvo a pensar en la temporalidad, la belleza de lo que me rodea (aunque de vez en cuando alguien me tenga que recordar que es mucha), el tesoro que es mi familia y la fuerza que me da; la gema que son los amigos y lo grande que es la ayuda mutua; la vida que continúa y nosotros que la hacemos continuar porque sabemos que sigue siendo nuestra mayor riqueza. 
El invierno termina. Una nueva fase se despliega como las agujas de la catedral asomando serenas y la viveza de la tierra reclamando su luz y su momento. La abrazo. Así lo hubiera querido papá.

8 comments:

Anonymous said...


Compartir viaje y constatar que las luces de lo nuevo siguen siendo motivo inalienable del camino para desear ir y venir. Saber de esos lugares que siempre encuentras la bienvenida. Es un alegrón para los que te admiramos y te deseamos lo mejor ¡Hasta pronto!
J.M y Marga.

caperucita roja said...

Mis recuerdos están contigo

Pedro Bread said...

No sabía que habías estado por la tierruca. Espero que todo esté bien. Un beso fuerte

José Núñez de Cela said...

QUizá sea demasiado rápida la forma de viajar de hoy en día, pero también se aprecian mejor los contrastes y se comparan bellezas.

Saludos!

Ico said...

Bonito resumen ... tengo la misma sensación cuando vuelvo de la península a las isla... el tiempo es subjetivo..
besos

Tesa Medina said...

Es también un viaje íntimo, a veces necesitamos de esos contrastes, de ser conscientes del paso de las estaciones, de los cambios en el paisaje...necesitamos la calma de saber a dónde nos dirigimos mientras se serena el ánimo y se digieren las pérdidas, celebramos las pequeñas felicidades y se asientan los sentimientos.

Me gusta pasar por aquí, Raquel, y ver el mundo, tu mundo, a través de tus fotos y palabras.

Un beso,

Raquel said...

Caperucita,
yo también estoy pensando en ti.
Un beso

Pedro,
fui, volví. Ya lo sabes. Nos vemos dentro de un mes, en pleno verano--si es que quiere llegar.
Un abrazo

José,
desde luego. Tienes mucha razón

Ico,
luego voy a verte. Hace unas semanas que estoy desconectada. Siempre me gusta tenerte por aquí

Tesa,
y a ti también. Ahora voy a verte.
Un beso

Raquel said...

J.M y Marga,
a ver si encuentro el ritmo y puedo volver a subir cosas un poco más regularmente.
Un abrazo grande para los dos!