Sunday, February 13, 2011

Deshielos

5ºC. Abro las ventanas, salgo a la terraza. Creo que no invento los pájaraos que escucho. Como ese diálogo, el agua también cae gota a gota. Las aceras están mojadas. Hay charcos de toda la nieve derretida.
Despierto de la inmovilidad que las gélidas temperaturas han traído esta semana. Gélidas. Las noches del diciembre más austero no son bienvenidas en febrero: todo se convierte en un verdadero esfuerzo.
Hoy no. Aunque veas el blanco de la nieve,

P2130001

es un blanco sin frío

P2130006

Es la primera vez que voy a esquiar a Elver Park y no sé si ha sido el mejor día porque, aunque muchas partes están recogidas entre árboles,


P2130013

realmente se nota el deshielo y las pistas perdidas en muchos sitios

P2130015

Igual he hecho el camino, despacio

P2130032

Por ser la primera vez en esas pistas, he tomado nota de subidas y bajadas, curvas y horizontes planos

P2130039

Ahí donde nada ha sido pisado puedes imaginar fácilmnete cuánto se debe asemejar a un desierto. Otro color, otra arena, pero creo que el mismo poderoso y caprichoso gigante,

P2130041

la misma hostilidad tal vez

P2130043

con su belleza en el desasosiego

P2130047

P2130048

Tal vez ahora que llegamos a mitad de mes haya un giro de 180 grados. Es hora de que el invierno nos deje respirar.
¿Acaso Egipto no lo ha conseguido al fin?


11 comments:

dintel said...

¡Ay, pero qué pasada! Aunque a mí el frío me mata.

EL AVE PEREGRINA said...

Tiritando me dejaste de frío al ver estas fotos que nos presentas...poco a poco llegará el buen tiempo...como en Egipto.

Un abrazo,Raquel.

Alegría. said...

Sí, los extremos son difíciles de digerir.
Un beso.

leo said...

Un desierto blanco.
Ayer llovió en Madrid y al fin se ha disuelto un poco la boina tóxica que nos estaba devorando los pulmones. Hoy también respiramos mejor aquí. :-)

Irreverens said...

Todo un mundo cabe en la nieve. A mí me encanta, no lo puedo evitar.

Pero me alegro de que no pasaras frío. Ya pronto se disipa el invierno, pues los días se alargan y el sol va ganando terreno a la fría penumbra.

Besotes

Belén said...

Criatura, si es que ni con bufanda consigues taparte del fríooooo

Besicos

Ico said...

Se parece a las playas de arenas blanquísimas de Orzola en Lanzarote.. curiosa la semejanza entre el jable y la nieve.. un abrazo ojalá dure poco ese invierno

Fernando Santos (Chana) said...

Belas fotografias na neve...Espectacular....
Cumprimentos

Raquel said...

Dintel,
vas a ver que lo disfrutas si te abrigas bien. Además, con esos 5 grados hasta te van a decir que "is a beautiful day, isn't it?" y tú vas a responder que sí, que efectivamente el día es precioso.

Ave,
es emocionante lo de Egipto, ¿no? Sabemos que no va a ser fácil pero han logrado muchísimo.

Alegría,
dime cómo está tu mar estos días.

Leo,
la lluvia limpia la atmósfera. Vamos a tardar hasta que lleguemos a entender que realmente depende de todos el tener una ciudad más límpia, ¿verdad? Caminar, bicicleta, transporte públicos, conducir más despacio... uf!

Irre,
disfruto cada día templado, aunque sé que falta bastante para la primavera. Siempre es así. Y febrero se suele hacer interminable por ese querer y no poder. Vamos a llamarle el mes contra el que hay que luchar para salir de él con las alas en alto y no en bajo como él quiere.

Belén,
ya falta menos.

Ico,
ahora sí que tengo que ir a Lanzarote y empaparme en arena blanca. Llenarme del todo para que en otros inviernos de nieve no se sienta su frío.

Chana,
gracias. Ahora voy a verte.

Alegría. said...

Mi mar, estos días, tiene una extraña calma, que sólo se rompe por unas, aparentemente anormales olas estruendosas, y todo vuelve a aparecer, en silencio... como si se recogiera... ¡Pero seguimos en invierno, por muchos atisbos de primavera que veamos...!
Un abrazo.

banderas said...

Precioso ese paralelismo entre la nieve y la arena, entre esa bonanza climatológica y la bonanza que se asoma para el pueblo egipcio.

La banda sonora que nos has puesto, de primera. Me encanta el gusto de Chano Domínguez al piano. Tuve el placer de escucharlo en vivo (en Vigo) con Carles Benavent y Jorge Pardo. Una pasada!!!

Biquiños ;-)