Thursday, June 30, 2011

Último y continuar el camino

A veces es mejor no pensar que es el último día en un lugar, las últimas gotas de una experiencia, el convivir con las personas que han estado a tu lado. Como muchas otras veces en estos meses, guardar cosas en la bolsa de viaje es fácil. Mi maleta se ha ido simplificando a la vez que mis recuerdos y mi corazón se han ido llenando. La parte emocional es la que no se puede guardar en una maleta. Manos llenas de otras manos.
Por eso hoy despierto para bajar una vez más por García Vigil como si fuera una vez más,

IMG_3565

pasar por la catedral y llegar al mercado cuando apenas si están empezando a colocar los puestos de afuera

IMG_3538

Sí, ir al mercado a desayunar y no tener que pensar mucho para decidir que lo que quiero es tamal oaxaqueño y chocolate con agua

IMG_3553

IMG_3554

Volver a subir la calle y remirar una vez más esos colores de iglesias con nombres como Carmen el Alto,

IMG_3567

IMG_3570

recoger todo y salir para la estación de autobuses, esperar en una sala con el volumen de la televisión sonando un 80% más alto de lo posible y pedir que por favor lo bajen y a ser posible, algún canal de música oaxaqueña en lugar de esas músicas en inglés que no se entienden, la verdad. Tanta buena música de banda en el estado y todo lo que se escucha es pop en inglés.
Ha llovido casi toda la noche y en el camino no aclara

IMG_3571

Eso me deja concentrarme en tareas que tengo pendientes y que necesito hacer antes de llegar a México, aunque las montañas son hechicera y siempre te roban miradas

IMG_3582

IMG_3579

Seis horas más tarde llegamos a la gran ciudad. También llueve y el tráfico se convierte en pesadilla y prueba de paciencia. Es otro recorrido en esta última etapa del camino.

2 comments:

leo said...

Te llevas los ojos llenos de belleza, además. Belleza que has compartido con nosotros. en tus fotos tu viaje no termina.

Raquel said...

No, no termina. Tienes razón. Gracias leo.