Wednesday, January 02, 2013

Para empezar

Ya sabéis que mi pueblo es pequeñito y que especialmente en invierno, el silencio, la tranquilidad y la transparencia del aire son la copa de la que beber, llenarse.

Saludamos al nuevo año. Hay poco de nuevo. Solo ese deseo infinito de que llegue sin sorpresas desagradables, que se deje querer.
Poco de nuevo, la puerta para que no pase el ganado

IMG_1515

en el camino hasta el depósito del agua. Siempre me gusta ver los tejados en esta época de árboles desnudos

IMG_1518

IMG_1525

Hoy hace viento pero no hace frío. Caminamos deprisa para que la noche no se nos eche encima,

IMG_1527

aunque todavía nos queda un rato de luz. Eso es lo maravilloso de poder caminar por aquí, tener montes desde donde mirar otras cimas, prados con un encanto natural, otras cimas

IMG_1531

IMG_1539

IMG_1540

Saludamos al nuevo año, sin mucho de nuevo pero con una enriquecedora sensación de tranquilidad

IMG_1557

IMG_1558

IMG_1562


9 comments:

Mita said...

Es precioso...todo, todo, los lugares , el texto...
A mí no me resulta fácil explicarme con tanta claridad, me siento un poco como desnuda, indefensa o expuesta, me parece que soy una simbolista :))
Gracias,
besos

Tawaki said...

Maravillosos paisajes invernales en los que el nuevo año parece no haber llegado puesto que todo sigue igual.

Por un 2013 sin sorpresas desagradables; no es un mal deseo, en absoluto.

leo said...

Feliz año nuevo, Raquel.
Qué bonito es tu pueblo...
:-) Un beso.

Irreverens said...

¡¡FELIZ 2013, querida!!
:D

Mil besotes

dintel said...

Qué añoranzas!!!!

Fernando Santos (Chana) said...

Excelentes fotografias....
Cumprimentos

mati said...

feliz año¡¡
que paz y serenidad.. me encanta tu pueblo..
hacia tiempo que no pasaba por aqui, me alegro de que sigas por estos mundos..
un besazo

Raquel said...

Gracias a todos por comentar. He ido leyendo los comentarios a medida que llegaban. Llevo dos semans con un catarro que me ha robado mucha energía. Esperemos que ya se pase pronto, como el frío.
Un abrazo

Tesa Medina said...

Siempre que paseo de tu mano por tu pueblo, quiero tener uno así yo también.

Es muy relajante seguirte, Raquel, y transmites con las fotos y tus palabras el sosiego y el amor que te invade cuando estás en él.

Un beso,