Saturday, February 08, 2014

Murales y entre calles (2)



Debe haber miles de estudios sobre los murales de Diego de Rivera del Palacio Nacional. A pesar de todas las veces que he venido a México y a pesar de ser una visita casi obligada, esta es la primera vez que los veo. Aparecen el la película Frida. Es allí y mientras él los pintaba cuando los dos se conocieron. 
Las dimensiones son gigantescas 



y cada detalle, significativo







Sí, mucho de la historia de México, muchos símbolos, mucho del imaginario compartido









Diego Rivera fue uno de los grandes muralistas que contribuyó al nacionalista postrevolucionario





Caras, físicos, formas, colores... ¿Cómo es posible que sean las obras artísticas las que informen nuestra cultura y nuestra memoria cultural, y que siempre haya tan pocos apoyos para la cultura? Aquí, en España, en Estados Unidos. Al final, el empeño personal y el a pesar de todo es lo que nos sigue motivando a crear











Agradecemos la luz del patio



y el pequeño espacio del jardín con capilla propia



antes de salir a la calle de la Moneda. La luz ya ha empezado a caer y el sol tibio dora la piedra







Por la acera, ese montón de gente vendiendo de todo y pregonando sus ventas con cantitos inconfundibles





Vendiendo de todo, literalmente







Siempre me sorprende que en un país donde la artesanía es tan rica, el plástico esté por todas partes







Siempre los contraste, el buscarse la vida como se puede



Siempre también, la comida en el momento, los antojos. Hay muchos vendedores de tlayudas


 


Las tlayudas son tortillas de maíz tostadas a las que se les pone frijoles refritos, nopales, salsa (picante), crema y queso





Es sábado por la tarde, la hora del paseo para muchos, el momento de vender para otros





o de dormir después del paseo



Para nosotros es hora de comer y hoy toca comida de Tixtla, Guerrero.

1 comment:

Tawaki said...

Para que la cultura reciba apoyos primero hay que concienciar a la gente de su importancia, y me temo que a una gran mayoría le importa bien poco, como evidencia la piratería.

No he visto los murales pero creo que me acercaré en la próxima ocasión.