Sunday, July 19, 2015

Dos meses después

IMG_5028

Algo más de dos meses después abro la página de mi cuaderno de bitácora. En algún momento reconstruiré los cristalillos del recuerdo para remirar algo de aquel fin de semana en Nueva York, de la primavera en Madison, el inicio del verano entre Salamanca y Barcelona. Ahora es Lagunilla y es como más la quiero, en estos días de larguísima luz y estirado silencio, multiplicadas estrellas y grillos que iluminan el corazón de la madrugada, pasos de siempre e historias con largos brazos en el recuerdo y la memoria.
Por ser el lugar de referencia, la matriz, regreso y memoria, el pueblo sigue siendo ese bendito cascabel que nunca calla. Con solo ver un algo, lo reconoces y te reconocemos en él. Hoy son las campanas de la ermita 

IMG_5027

y la luz espectacular a esa hora del día

IMG_5033

Es domingo. Miguel ha muerto. Es el segundo entierro de esta semana. Catalina también se nos fue. El tiempo. Tiempo que siempre parece latir con más fuerza en los lugares pequeños donde la memoria es ayer y hoy en todo momento, donde el tiempo mismo se deja pensar y sentir en su propia temporalidad. Acuciante. 

IMG_5038

Hoy son ellas, lo más cierto y apasionante, nuestro entender el tiempo

IMG_5042


5 comments:

Tesa Medina said...

Hola, Raquel, vengo a desearte un feliz verano, y te encuentro más que feliz de nuevo en tu Lagunilla del alma.

El verano y yo no nos llevamos bien, Raquel, así que puede imaginar que ando trastornada este año con este verano africano, sin mar y anclada en Madrid sin perspectiva de vacaciones... de momento.

Muchos besos y como cada año te digo, ¡me gustaría tanto tener un pueblo al que regresar...! ando desraizada.

Mímate.

Raquel said...

¡Tesa! Qué bonita sorpresa. He estado sin subir nada ni se sabe. Llegué a Salamanca el 21 de junio y aquí hace dos semanas. Es la época más bonita del año para pasar en el pueblo, a pesar del calorcalorcalor. Pobre de quien estén en Madrid pero no te sientas desraizada, que tu sabes muy bien dónde están tus largos brazos de tierra.
Un abrazo grande y tú también mímate, preciosa

Raquel said...
This comment has been removed by the author.
José Núñez de Cela said...

Qué evocadores y necesarios son los orígenes.

Saludos!

Tawaki said...

Algunos se van, pero sus recuerdos permanecen, superando el paso inevitable del tiempo. El pueblo luce precioso.