domingo, diciembre 23, 2018

Mar de nubes




Ahí nos quedamos, detenidas. Era domingo. Éramos nube sostenida. El aire tenía otra vida y nos tendía su ancho hilo, sin peso. Otra altitud, otro delirio, otra forma de entender.
Era parte de las verdades de todos estos días. Nosotras juntas. Días luminosos de silencio legítimo y claro.

Ahí nos quedamos, con el silencio y lo ilimitado




Y cada tarde y cada atardecer, un recorrido. Juntas

3 comentarios:

Asun dijo...

Precioso Ra

Unknown dijo...

Es para ti

juan manuel dijo...

Que bien que llenaste la morrala para instantes lejanos!! Buen tiempo y buena compañía para disfrutar de esos días tan escasos.
Siempre quedará estos paseos.
JM y Margarita.