Tuesday, December 08, 2009

La primera

Ahora que ya acumulamos varios puñados de años, cuando algo pasa por primera vez cada año, cada estación o cada cierto periodo de tiempo, da juego para volver al pasado, entender la recurrencia, dibujarla en las líneas del tiempo. Recordar, aunque la memoria se vaya haciendo flaca y selectiva. Mejor hablar de las cosas para no olvidar. La memoria nos ayuda a construir recuerdos.

PC070004

Camino sobre la acera nevada. Me estoy acordando de una de las primeras veces que fui a Puerto Rico. Nos quedamos con Sonia en su casa del Viejo San Juan, el verano permanente, la humedad constante. Me acuerdo muy bien de la maravillosa y colorida historia que Sonia contaba sobre su relación con la nieve durante todos los años que vivió en Madison, cómo sólo cuando regresó a su Puerto Rico natal pudo mirarla con sorna, sonriendo y haciendo bromas

PC070008

Con toda complicidad nos reíamos mientras describía cómo se conviertió en experta conocedora de los mil tipos de nieve, cómo era el matiz y caracter de cada nevada, la variedad de espesores, humedad, sequedad, fineza, la de copos grandes y suavísimos como algodón, la finísima como polvillo de harina, la que cortaba la piel cuando llegaba con el viento y el frío. También estaba la de los días nublados o la luminosísima en días de sol. Y tener que recogerla, limpiar la acera, ver crecer el montón casi sin remendio. La poesía de la primera nevada terminaba con la cuarta; la inconveniencia apagaba su brillo. Toda una lección de paciencia y saber que es inseparable del invierno de Wisconsin

PC070010

PC070012

Para hoy se calculan de 6 a 13 pulgadas (de 15 a 33 centímetros), dos más para mañana

PC070020

PC070023

Camino por la acera. Es nieve pesada y húmeda. No hace frío y lo agradezco.
Ahora sí ha llegado el invierno. ¿Naúfragos del recuerdo?

PC070037

A las 11 de la noche ya han caído unos 20 centímetros. Todo está en silencio

PC090001

y la calma parece casi infinita

PC090002

14 comments:

Alegría said...

Me ha entrado frío, sólo con verlas, pero ¡qué bonitas imágenes! La verdad es que me costaría mucho estar pasar estas fechas, con sol, playa y calor.
Un beso.

leo said...

La perspectiva cambia desde aquí: desde aquí la cuarta nevada también es bella, no hay incovenientes, sino solo disfrutar de la belleza. ;-) Qué cosassss.
Beso grande.

marta said...

Aunque en unos días se convierta en una "big mess" para moverse por la ciudad, todavía disfruto de la nieve. Muy diferente es la supervivvencia a 15 bajo cero. Un abrazo cálido.

Raquel said...

Alegría,
está todo precioso. Te encantaría.
Besos

Leo,
mientras no haga frío, hasta la cuarta se aguanta. Nieve sin mucho frío y uno o dos meses menos... perfecto!. ¿Sigo pidiendo?

Marta,
no sé cómo será en Chicago hoy pero Madison hoy está preciosa. Todo está cerrado, escuelas, servicios mínimos en hospitales, no pasan coches... Justo estaba hablando con una amiga de lo bueno que es que no haga frío. Disfrutémoslo mientras podamos.
Un abrazo

Ritmo Rancio said...

Bueno pues es un encanto poder apreciar esas fotografías con toda su nieve y su esplendor, para los que en el suerte de España, hoy a mediodía hemos tenido 20 grados.

Saludos musicales

isobel said...

que preciosidadddddddddd,me ha recordado un refrán: lo poco gusta y lo mucho cansa, jajaja y mejor no sigo, que los que me vienen ahora a la cabeza son terribles, una abrazo calentito

Irreverens said...

¡Cómo me he acordado de ti estos días que he estado andando sobre nieve!
:D

Las dos últimas fotos son bellísimas.
:)

Anonymous said...

Preciosas fotos, solo falta el esquiador pasando por en medio, quienes casi no tenemos nieve, disfrutamos de esta manera. Esperemos que no sea un invierno muy duro.
Besitos
Pilar

marta said...

En Chicago hoy estamos bien, con nieve pero no mucho frío pero mañana a -15C de máxima. Ya ves. Voy a escaparme por unas semanas a disfrutar del sol en bcn.

Raquel said...

Ritmo rancio,
20 grados!!!!

Isobel,
la verdad es que está todo precioso. Ya te lo volveré a contar dentro de unos cuantos días.
Besos

Irreverens,
preciosa esa nieve de altura y vivida tal y como tú la vives. Esta de hoy es bellísima, la verdad. Y ahora que no hace frío. Esta noche el termómetro dice -12º y eso ya es otro cantar.

Pilar,
creo que ya me llegó el momento de aprender a esquiar, al menos cross country, ¿no?
Esperemos que no sea como los dos inviernos pasados.
Pilines, nos vemos dentro de nada.
Besos

Marta,
aquí va a ser igual. Yo también me escapo pronto. La verdad es que el otoño se ha portado fenomenal. A ver si el invierno es igual de amable. Si sales pronto, buen viaje y disfruta, acumula calorcito y luz.

Fernando said...

Recuerdo de hace muchos años, la primera nevada en una zona de los Pirineos: es pura magia; como si el tiempo se parase, en medio de un silencio purísimo y sobrecogedor, de repente empiezan a caer los copos, como con timidez al principio y multiplicándose de forma imperceptible. Aún lo estoy viviendo...
Un abrazo, Raquel.

Raquel said...

Fernando,
es espectacular cuando eso pasa, ¿vedad? Especial
Un abrazo también para ti.

Juan José said...

Hola Raquel, me encanta saber que estas ahí, enviandonos lo mejor de tí, las fotografias son preciosas, deseo que pases una Feliz Navidad y que tengas un buen Año Nuevo, en compañía de los tuyos, salud y buena suerte

Raquel said...

Juan José,
los mejores deseos para ti también. Disfruta mucho estos días.
Un abrazo