Monday, December 28, 2009

También

Me pasa a menudo en estas fechas: se me mezclan los días y no sé si hoy es ayer o mañana, si lunes o martes.
También a menudo me gustan los días como hoy. No particularmente porque no deje de llover sino porque esa lluvia me lleva buscar otras cosas y quehaceres, lugares y rincones.
Veo esto desde mi ventana

PC280001

y la imagen se me antoja especialmente hermosa.

Hace poco, Irreverens hablaba de la fuerza de la naturaleza. Ella acababa de pasar un fin de semana en la montaña, entre nieves y cumbres. Creo que algo así impone. Creo que la lluvia también decide mucho, aunque de otra manera

PC280002

Hoy nos faltó el paseo por la carretera que parece alargarse interminable

PC270001

Sólo a veces hacemos este camino. Es bonito tener el contraste de monte y sierra

PC270015

PC270021

PC270028

Caminamos mucho. Y en cada paso, querer llernarse del aire transparente, limpísimo.

A menudo me pasa en estas fechas: transparencia, interioridad, silencio, hojas mojadas, musgo, olor a canela, anises y naranja también.

7 comments:

Fernando said...

¡Cielo santo, qué combinación de aromas!
Lo de la belleza, se sobreentiende.
Un abrazo de envidia, Raquel.

dintel said...

Mmmmm, despertar con la lectura de olores... Voy corriendo a desayunar!

Irreverens said...

Ahora entiendo cómo ha llegado Fernando a mi blog, jeje.
:D

Un honor que me hayas citado, Raquel.

Y sí, esa imagen desde tu ventana es enormemente hermosa. Como el bosque desnudo y la sierra nevada bajo ese techo de nubes... mmmm... Todo delicioso.
:)

Fantásticos esos aromas y esa interioridad. ¡Que perduren!

Besotes

Alegría said...

¿El camino de la última foto, lo vi también el año pasado?
Yo lo llamo, además de pasear y curiosear la vida de todos los animales y árboles que me encuentro, nivelar emociones... Lo malo, se va limando en el trayecto, vamos recuperando la esencia de lo que es, y lo bueno, va quedando sosegado...
La belleza de las fotografías, lo que ves por tu ventana, es como para sentirse afortunada por la suerte que tenemos de poder contemplar ese marco, tan a mano...
Un beso.

Peter Pan said...

A veces viene bien quedarse en casa, mirar por la ventana, sentirse un poco atrapado, no por el edificio, sino por los aromas, las sensaciones y los recuerdos. Que días más extraños son estos entre las dos fiestas ¿no?. O estás tú fuera o lo están tus amigos. Algo habrá que hacer...

Raquel said...

Fernando,
tu norte debe estar preciosísimo estos días.
Un abrazo

Dintel,
soy curiosona. Anda, cuéntame qué has desayunado.

Irreverens,
Esas fotos de tus montañas queridísimas me encantaron. La imagen que realmente te deja en silencio.
Sigue lloviendo (ayer todo el día, hoy también) así que hay que armarse de valor y seguir creando desde adentro porque afuera no hay muchos espacios para recorrer sin calarse por completo.

Alegría,
no sé si viste ese caminito. Tal vez en el verano, los robles verdes y unos castaños coqueteando con sus enormes troncos.
Tan cerca todo eso... sí, de verdad que es un lujo.

Peter Pan,
días extraños como si pertenecieran a una cadena de la que no tienes mucho control.

isobel said...

ahora mismo me voy a la cama, seguro que tengo unos preciosos sueños, un abrazo