Friday, January 15, 2010

Siempre impredecible. Dos días

Dos días para recoger retazos y vivir el reinicio.
Aunque sin sol, se agradece ese termómetro marcando positivos. Aunque sólo sea uno.

Y como nada es predecible, este año los regalos de cumpleaños se adelantaron. Creo que su conexión es la de contrarestar pérdidas y ganancias. Puede ser. Entonces, tal vez, para que la nieve no me gane los pasos

P1150003

y para que las manos no se olviden de cómo se sienten las masas y los aromas puedan seguir recreándose aquí y allá

P1150005

5 comments:

dintel said...

Mmmmmmm regalines y felicidad... ¿Qué más se puede pedir?

Alegría said...

Ya nos dirás entonces, para acertar...
Un beso.

Fernando said...

Revivir el inicio. Aspiración suprema de bucle vital.
Salud y felicidad, Raquel.

Raquel said...

Dintel,
nada más, tú lo has dicho. Ah! no, se me olvidaba... pues, un trapo de cocina cosido a un mandíl y diseñado por Dintel ;-)

Alegría,
ya te diré. Todavía falta un poco.
Besos

Fernando,
siempre en esa espiral que tanto nos da y no deja queriendo.
Besos

Irreverens said...

Esquís y tartas, qué maravillosa combinación.
:D

Besotes