Sunday, April 25, 2010

Con acento

Ahora es así, los cambios casi de un día para otro

P4250022

Es la época en que todo llega. En realidad todo llega siempre, pero es esta la estación en la que todo se vive como si fuera una sencilla y eterna novedad. ¡Qué capacidad tenemos para regenerarnos, reiniciar ciclos o estrenar estaciones como si llegaran por primera vez! Y qué sería de nosotros si no lo pudiéramos hacer, si la monotonía o el olvido conviertieran el camino y nuestra percepción en una única línea, llana, sin acentos ni arrugas.
Y esta primavera se encarga de recordármelo. Porque asoma impetuosa y sin timidez,

P4250030

sutil

P4250031

y muy cierta

P4250034

10 comments:

Peter Pan said...

Un espectáculo para los sentidos. Todos. Bellísimas imágenes. ¡Qué envidia esas urbanizaciones tan bien cuidadas y sin los "paredones" que se ponen aquí delante de las casas.
Disfrútalo.
Un abrazo
Peter

Irreverens said...

Realmente es así. Y menos mal. Yo también salgo estos días por el monte como si lo viera por primera vez. ¡Y es que está todo tan hermoso!
:D

Besotes

José Núñez de Cela said...

A veces hay que pararse y frotrase los ojos, para reconocer que todo esto que ves/vemos, es real, tan bello

Un abrazo

Alegría said...

¡Menudo espectáculo natural!
Un beso.

Tawaki said...

Dicen que el ser humano es la especie más adaptable. Sea o no así, la Naturaleza entera es un puro ciclo.

Abrazos.

Fernando said...

No sé si acento, o tildes de color y memoria que la primavera pone cada año sobre el mundo, sobre todos nosotros.
Un abrazo muy cierto.

Belén said...

Y tanto que todo cambia! fíjate que esta mañana a las siete menos diez de la mañana era casi de día!

Besicos

Ico said...

Capacidad de resilencia, llaman algunos a esa capacidad de renovación, de recuperación ante un crudo invierno... la primavera nos sienta muy bien...

Raquel said...

Peter Pan,
así son muchas partes de la ciudad. Quitando el centro, la mayoría de las calles son así. A mí también me gusta que no haya paredones.
Un abrazo grande

Irreverens,
te estoy imaginando. ¡Qué buenos paseos!
Todavía no he podido ir al Arboretum. Las lilas deben estar impresionantes, y todos los frutales... A ver si la próxima semana.
Besotes

José,
tienes muchísima razón. Y qué suerte poder disfrutarlo, ¿no?
Un abrazo

Alegría,
sí pero ya sabes que le falta tu mar.

Tawaki,
así es; y la maravilla es que nunca es igual.
Un abrazo

Fernando,
ahí vamos.
Un beso

Belén,
Sí! y hasta 8:30 no se hace de noche aquí. Allí una hora más de luz por las noches incluso.
Me encanta.
Besos

Ico,
creo que no es sólo la primavera sino el que el verano ya llega. El otoño me gusta mucho pero no el invierno así que siempre anda esa sombra rondando... Pero para eso son las estaciones, para regalarse y para recoger intimidades. En el equilibrio debe andar el secreto.
Besos

dintel said...

Ciertamente.