Thursday, April 01, 2010

En frases cortas

P4010010

También ellas son de las primeras que asoman.

22ºC. Primer recorrido de la temporada por Capitol City Trail

P4010034

Aunque no lo parezca, el campo endurecido de invierno

P4010025

empieza a desperezarse poco a poco

P4010032

Esos 40 kilómetros con mucho viento en contra no han sido fáciles. Parte del circuito termina en el lago

P4010037

El frescor se siente maravilloso, la brisa que hace repiquetear las olas sin confundir el vuelo de gaviotas

P4010046

Vuelvo por uno de los carriles bicis que atraviesan la ciudad.
Asoma el primer magnolio florecido y me enamora

P4010055

P4010056

Luego pedaleo sin descanso hasta llegar a casa

P4010064

Pidamos carriles bici para todas nuestras ciudades.

13 comments:

Ico said...

Gracias por tu comentario, me gustan las fotos expresan mucho sobre tu sensibilidad y tu forma de ver el mundo...besos

Alegría said...

¡Sí! Y que no las roben al dejarlas aparcadas con su candado:-(
Me encantan los magnolios: en mi casa había uno, ya te lo he dicho, y me hace gracia, verlo al pobre cargado de flores, casi sin hojas.
Me gusta ver las fotos de los mismos lugares, de un año para otro, muuuuchoo.
Y me gusta tu mirada, y tu manera de contarlo, de sentirlo.
Un beso.

Minombresabeahierba said...

Aqui maravillado por las magnolias blancas..parce una bandada de pájaros volando!

besotes

Conciencia Personal said...

En mi país no hay carriles para bicis, así que me recreo a través de ti. Me gusta tu lente, tu mirar.

Abrazos, Monique.

La sonrisa de Hiperión said...

Totalmente encantador tu blog, un placer haberme pasado por tu espacio.

Saludos y un abrazo enorme.

Belén said...

Te voy a ser franca, odio el verano con todas mis fuerzas, pero he de reconocer que los primeros rayos de sol los pillo con muchísimas ganas... en serio que si

Besicosp

Raquel said...

Ico,
gracias y hasta pronto.

Alegría,
ese magnolio está junto al bike path que atraviesa la ciudad. Está tempranero, él solito sin casi verde a su alrededor. Pero ya se va despertando todo lo demás.
Besos

Minombresabeahierba,
bonita esa imagen. La magia de los ciclos, ¿verdad?
Un besote

Conciencia Personal,
en muchos sitios no los hay. Tenemos suerte en Madison pero sé que la historia es muy diferente en otras partes.

La sonrisa de Hiperión,
gracias por el comentario. Ahora voy a verte.
Un abrazo también para ti.

Belén,
sí,¡cómo se agradecen!
Lo de las estaciones es lo que tiene, gustos para todos. Tal vez por eso estén hechas así ;-)
Besos

José Núñez de Cela said...

Precioso recorrido!
Como envidio esos carriles-bici
Por aquí solo sirven como excusa, de cara a la galería, los hacen inoperantes y en lugares poco atractivos, donde el coche siempre tiene las de ganar,... siempre recuerdo mis visitas a HOLANDA cuando veo uno mal hecho, ahora "recordaré" tus rutas.

Un abrazo
José

Raquel said...

José,
tal vez sea ilusa pero confío en que con el tiempo esos carriles bici puedan llegar.
Un abrazo también para ti.

Irreverens said...

¡Bieeen!
:D

Por aquí no nos podemos quejar, tampoco. Sigue haciendo bastante fresco en cuanto se va el sol (9 graditos ahora mismo), pero a pleno día, se está la mar de bien.
:)

Por cierto, estás en forma, eh. 40 kilometricos contra el viento no son moco de pavo, jeje.

Raquel said...

Irre,
no te creas... creo que tardé bastante y estas rutas para bici son relativamente fáciles. Pero sí, es un buen recorrido. Ya te estoy esperando para hacerlo contigo.

Irreverens said...

Ay, qué más quisiera yo, que tener vacaciones ¡y encima poder pasarlas en Madison contigo!
;)

Tesa said...

Raquel, que maravilla de paseo, creo que disfrutarías en Barcelona donde hay 156 km de carril bici urbano, hay más de 30.000 usuarios diarios que utilizan la bici con un sitema de alquiler muy barato y cómodo para desplazarse.


Cuando llegas al destino, la dejas en los aparcamientos que hay por toda la ciudad para anclarlas y cuando vuelves a necesitarla eliges otra de cualquier emplazamiento que tengas a mano.

Todo esto lo gestionas con una tarjeta que te sacas anualmente.

Las ciudades deben apostar por las personas e ir arrinconando los coches sólo para largos recorridos.

Un beso,