Friday, July 22, 2011

Piedra y vegetal. Agua y luna

Inundados de luz, así son los cielos de estos días en el pueblo

IMG_4205

Casi entrando en la canícula y no se siente el sol cayendo a plomo, el aire ardiendo en su transparencia. Sólo la luna delata que en estos días, sus párpados se achican cuando ya es de día

IMG_4207

¿La puedes ver?

IMG_4208

Apenas si hay gente por el pueblo cuando hoy paso por allí. Llevo toda la mañana pensando esa preciosa nota que Samuel Aguilera escribió sobre la celebración del cumpleaños de don Elías Meléndez en La Cimarrona, La Casa de la décima. Este aire seco es muy diferente al húmedo de allá. Y sin embargo, caprichosos como son el poder de la evocación y el recuerdo, esta imagen

IMG_4229

me trae otra de don Elías caminando cerca de su casa en Tuxtepec; uno de frente y el otro de espaldas, los dos fuertes, altos y de caminar firme

IMG_7109

Don Elías cumplió 90 años el miércoles y sobre esa celebración, Samuel escribe:
20 Julio 15:00. La Casa de la décima.
Está sentado como un rey. Cumple años alejado de nietos, hermanos, mujer e hijos que le amen. Es muy alto, y fuerte y viejo. Se llama Elías, como el profeta.
15:30 Llegan los primeros. Llegan en moto, en bici, a pata, en coche. Llegan. Traen pan, refrescos, café , queso, tortillas. Se juntan como los insectos o las metáforas a principios de canícula.
16:00 Llegan los tamales. La impuntualidad es un placer del mexicano. De todos modos llegan , llegamos. Las jaranas hablan. El arpa suena. Los caballos callan. Los hijos del viejo tambien llegaron, callados; sin flores ni jaranas, sin tiempo y sin abrazos, sin amor y sin amar. Sin nada.
16:30 Comer tamales, beber la vida, oler a nanches. Bailar, cantar y meter las manos a las cuerdas. Celebrar la vida de dos hombres que se entregan sin esperanza alguna, como templarios en las cruzadas, como náufragos sin mar, como quijotes en este llano que se mira verde y lejos y solo.
17:00 Arturo Barradas nació el mismo día que su Maestro Elías. Tiene los ojos grandotes como un caballo y las sienes llenas de sueños que se cristalizan pronto. Es un recabron hacedor de milagros, un estirador de los panes, un multiplicador de peces en el rio Tesechoacan. Meléndez enamora a una mujer joven y bella. El Siquisiri es un son antiguo como el amor, y necio como la puta brama.
2:00 de la mañana del 21 de julio. Los cocuyos se apagaron. La luna parece el ojo de un lagarto. Fernando medita y habla. Tiene , como siempre, la razón. Bebemos café recordando cómo se dió el parón el viejo, prendió su lamparón y se tiro al camino con ganas de agarrar distancia, es decir, llegar andando hasta los Cobos.Que necedá de viejo. que pinche jiribilla, que puta brama la suya.
3:00 de la mañana. La Cimarrona.
Mi sombra es larga bajo el resplandor de los luceros. Piso la tierra. estoy desnudo como un perro y desnudo me revuelco entre la tierra colorada. Los coyotes están celebrando la noche del 20 de julio del 2011 como si fueran los días en que la virgen del Carmen se perdió en el agua allá por mil novecientos y pico.
...Cantar me mandan señores
¿Que he de cantar, si no sé?.....
La vida tiene esos huecos a través de los que uno puede viajar para reconectar con otros

IMG_4230

Vegetal La cimarrona. Piedra entre mis calles

IMG_4219

Puede que haya cosas en el texto que no se entiendan. Yo siento que fluye como el agua y todo su significado, fuente y vida en todas partes, aquí y allá,

IMG_4236

conexión y reflejo

IMG_4238

Vegetal, piedra, lavanda, olivo, mango, jícara y luna de día

IMG_4247

entre las pestañas de la vida

IMG_4266

5 comments:

Elèna Casero said...

Por tus comentarios y tus fotos se nota la felicidad que respiras en estos lugares. Aparte que nos los traes para conocerlos y sentirlos más cerca.

Un abrazo

Tawaki said...

Me gustan esos contrapicados tuyos en los que el cielo se granda. Y los reflejos...
Un abrazo.

dintel said...

¿Alguna puertita?
Beso.

Raquel said...

Elèna,
aunque muchas veces no haya gente en ellos, es precisamente la gente quien los enriquece y hace ciertos.

Tawaki,
¡cuánto tiempo! Es bueno volver a escucharte

Dintel,
¡muchas puertas! Tengo que ponerme manos a la obra. Te las debo.

Banderas said...

Y qué si en la nota hay cosas que no se entienden en castellano de España!!! El texto es de una hermosura viríl y racial que impone su aroma mientras lo lees. Sobran traducciones pues la esencia es lo que llega al alma.

Gracias por traérnos esa belleza entresijada... hoy me hace mucha falta.

Biquiños ;-)