Monday, January 09, 2012

Back

Es el primer año que regreso de España a Madison en enero y no hay nieve. Como único síntoma de invierno, el sol del atardecer me dejó ver una finísima capa de hielo sobre los lagos. Ni gorro ni guantes hicieron falta al salir a la calle. Comenzamos un 2012 en el que abrir los ojos a lo inesperado. Ahí vamos

IMG_0347

9 comments:

Juan Luis Dammert said...

Me acuerdo que el 2003 tampoco nevó. Fueron Sol y Jose a Madison y no hubo nieve para mostrar a fines de diciembre

Pedro Bread said...

Pues a disfrutar, mientras podáis de ese tiempo, aquí hoy -5ºC... Me alegro que hayas llegado bien
Besos

Irreverens said...

Wellcome back!
:)

Pues, oye, a disfrutarlo sin más, ¿no?
;)

besotes

Mita said...

Buen vuelo y buen aterrizaje en 2012. Me ha gustado mucho lo de los ojos abiertos a lo inesperado.
Nuestro invierno están siendo muy suave también, me encanta porque se puede pasear de noche sin gorros,bufandas,guantes, botazas...y capas de cebolla.
Besos

Belén said...

Este ha sido el primer día de invierno con niebla en zgz... está siendo un invierno primaveral, sin duda...

Besicos

Irreverens said...

Anda, me sobre una "l" en el Welcome!
Pero tú ya me entiendes...
;)

Tawaki said...

Lo inesperado es lo que más sorprende.

Raquel said...

Juan Luis,
efectivamente, tienes toda la razón. Si es que estas memorias que ya fallan...

Pedro,
hace una semana que llegué y mira, nieve por aquí y también frío y nieve allí. Es el mes del frío. Ojalá que no sea duro y que no se alargue mucho.

Irre,
sí, a disfrutarlo y vivirlo como venga.
Besotes también para ti.

Mita,
agradezco muchísimo lo benévolo, la verdad. Estoy saliendo a la calle sin gorro y con guantes no muy abrigados... Genial!

Belén,
pero ahora sí ya os tocó también allí. Que llueva, que llueva...

Irre,
creo que falte o sobre la ele, ese wlcm se entiende y se agradece, ¿verdad?

Tawaki,
sí, para bien o para mal.

dintel said...

Aquí ha hecho frío un par de días, ahora estoy con las ventanas bien abiertas, ventilando. Y un pollo en el horno emanando sus mejores olores. Qué primaveral, no?