Saturday, January 21, 2012

Otra nieve

Esta semana, Madison recobra su geografía de invierno y hoy es el día para salir a caminarla

P1210054

Caminarla de una u otra manera

P1210058

P1210063

Me sorprende que no haya más gente. A mi también me asustaron los -16ºC de ayer y el pronóstico para hoy, pero realmente no se siente frío. Además, estoy con Ayín y Laura y entre conversaciones y juegos, hay mucha calidez

P1210067

¿La nieve?, ligera y amable como hacía tiempo que no recordaba

P1210071

P1210073

Es nueva este año y todavía no pesa. Además, cada nieve se siente otra.
Este recorrido también siente otro. Tal vez sea que el destino de cada día, su luz y sentido, nos dejan vivirlo como si fuera la primera vez. O tal vez sea, sin más, la fuerza de la vida, la verdad de sus momentos

P1210087

P1210085

Con Ayín y Laura recorro el circuito

P1210120

El momento nos lleva de la mano y el día, cómplice, se deja querer

P1210102

P1210111

P1210112

11 comments:

dintel said...

Ay... qué chulo!

Pedro Bread said...

Indudablemente, esa es la ventaja de ese clima. Se puede aguantar el frío por poder darse un paseo por esos paisajes extraordinarios
Feliz domingo, Raquel
Besos

Elena Casero said...

QUÉ BONITAS.

y aquí con un calor, que parece primavera.

Un abrazo

Belén said...

¿Los paseos los haces en skis? oléeeee

Besicos

Irreverens said...

Qué bueno que escribisteis "Amor" y no "Love"...
;)

Radiante, además, ese Amor.

José Núñez de Cela said...

Qué Maravilla!

Mita said...

Son preciosos tus azules-celestes, y la palabra Amor escrita en la nieve!
Besos

Raquel said...

Dintel,
además, en cuanto te empiezas a mover no hace casi frío.

Pedro,
algo teníamos que tener de bueno, ¿no?
Sí, definitivamente es una gran ventaja.

Elena,
eso me dice, ay, ay, ay.

Belén,
bueno, ese día fue especialmente fácil caminar con o sin ellos.

Irre,
¿verdad? Fue Laura la que lo escribió. Radiente!

José,
y tan accesible para todos!

Mita,
¿ya está todo nevado allí?

Juan Luis Dammert said...

Qué lejos se ve el sol! Casi como si estuviera apagado. Por acá hierve y te leo en sandalias. Pero el mundo da vueltas. ¡no?

Tesa said...

Me encanta la nieve, viví mis primeros años en la sierra de Madrid, cuando nevaba mucho.

Pero ahora vivo en Barcelona donde es casi un milagro ver nieve en la ciudad. Así que cuando sucede me vuelvo loca y salgo a enfriar mi añoranza o me paso por tu blog esperando compartir estos paseos contigo.

¡Qué nieve más gustosa se ve en las fotos!

Un beso, Raquel.

Raquel said...

Juanluis,
sí, el mundo da vueltas. Siempre se me hace raro pensarte allá en verano mientras la nieve cubre Madison. El sol se ve lejano pero lo mismo, es porque el mundo da vueltas y el punto de mira juega.
Un beso

Tesa,
la nieve es bonita cuando no hace mucho frío y el invierno no dura 4 o cinco meses. Es hermosa verla así, con esa luminosidad y haciéndose sentir casi amable.
Ven cuando quieras.
Un beso