Friday, September 21, 2012

Ecos

Coincides con el otoño. Con él naciste.
Ecos, debería hacer una entrada más larga pero hoy no tengo tiempo. Solo te dejo estas tres fotos de hoy, de la luz que se despide del día. Cielos dramáticos casi y tejados que se estiran. Porque hay que seguir mirando hacia lo alto

RedGym

UniversityClub

PressHouse

9 comments:

Elena Casero en Veges tú said...

Las fotos, siempre tus fotos, dicen mucho, tanto que las palabras se pueden quedar cortas.

Me encantan, allá donde estés.

Besos

Irreverens said...

¡Que entrada tan... "gótica"!
:)

Con el otoño naciste y nací yo.
;)

Besotes

Raquel said...

Elena,
Ayer salía de una recepción y un coro estaba cantando en una especie de placita. Ese fue el momento de esas fotos. No se me ocurrió grabarlo en vídeo pero sí hice fotos y grabé el "espacio sonoro".
Un beso

Irre,
Justo ayer, viendo el cambio de color de las hojas, pensé en ti, en tu cumple de octubre Y ese otoño que es tu estación favorita.
Un besote

Ico said...

Imponente esas fotos y esos cielos. siempre mirar hacia lo alto, siempre.. un beso

Pedro Bread said...

Corto, pero profundo. Feliz otoño. Un besote

leo said...

Qué cielos impresionantes!
La segunda foto me ha hecho pensar en Norman Bates.
:-)
Un abrazo, Raquel.

Tesa Medina said...

Anque nací en primavera, prefiero el otoño, con sus días todavía luminosos pero más frescos, con esos cielos como los que aquí nos muestras compitiendo por restarle protagonismo a la arquitectura, imponiéndose y haciendo que miremos hacía lo alto.

Intuyo un recuerdo para tu hermana.

Raquel, que tengas un otoño intenso.

Un beso,

Fernando Santos (Chana) said...

Excelentes fotografias....
Cumprimentos

Raquel said...

Ico,
siempre. Recibo el beso y te envío otro.

Pedro,
en una semana todos los árboles han cambiado de color. No está haciendo frío y el sol los adorna aún más. Es la época para que vengas.

Leo,
Norman Bates... ahora mismo me meto en google a investigar.

Tesa,
sí, me acuerdo de eso, de que te gusta el otoño. Y sí, ella siempre está por ahí. Te mando un beso grande.

Fernando,
gracias!