Sunday, September 09, 2012

Seven days

Pierdo la cuenta de los días. Miro la fecha de ese último recorrido en bici y mentalmente repaso la colección de días que se me ha ido enredando entre los dedos. Siete días. ¡Qué rapidez!
La luz ya ha cambiando. Un hilo de dureza la desnuda de verano. Las noche llegan más temprano y aunque estiro las cuerdas para que las horas duren un poco más, no hay manera.
Salimos en bici pensando que tal vez pronto ya no podamos hacerlo. También el verde de los campos se siente distinto

P9080021

P9080022

- Para un poquito. ¿No quieres hacer una foto aquí? ¿No te parece bonito?
- Me encanta, pero es difícil no perturbar el momento, desdecir los ángulos de la mirada amplia que tanto cuesta recoger. Pero sí, déjame que al menos atrape una esquina para que en algún momento podamos recordar lo que era ahí y más allá

P9080023

P9080025

P9080028

¿Seguimos?
Cerca de Verona nos paramos para ver a los ciclistas del triatlón Ironman. Recuerdo que el año pasado lo cancelaron porque hacía demasiado calor. Pero el anterior también coincidió que pasamos por aquí y estuvimos un rato viendo pasar a los ciclistas

P9080032

P9080046

Me impresiona la capacidad de estos deportistas que tienen que nadar dos millas y media, hacer 112 en bici y correr otras 26.2. Para quienes no nos lo tomamos tan en serio, nuestras rutas de 30 o 35 kilómetros no están nada mal. Cada uno sigue su ritmo

P9080040

También las tortugas

P9080052

Las vemos al pasar uno de los viejos puentes de madera,

P9080056

casi camufladas en el agua estancada

P9080057

P9080053

Ni ellas ni nosotras vamos tan deprisa como esos siete días que tan rápido se fueron entre horas de trabajo y ritmo de ciudad. Debe ser que hay que volver a investigar la realidad

P9080060

6 comments:

José Núñez de Cela said...

Cada recorrido es una sorpresa. No importa la distancia ni el esfuerzo físico.

Irreverens said...

Aquí también amarillean ya algunos verdes...
:)

Me encanta la última foto.

Y sí, estoy bien. Cansada pero bien.
Muchas gracias por preguntar, Raquel.
Besotes

Minombresabeahierba said...

Los cambios de luces y de horas tienen sus secretos..

Besos Dama Musical

banderas said...

Hola Raquel:

Si te sirve de consuelo, otros que sabemos lo que es tomarse más en serio el asunto también quedamos impresionados ante los locos de "ironman". No es deporte para humanos.

Aquí aún da sus últimos coletazos el verano, pero aún así ya no es lo mismo que julio. Sin embargo nosotros seguimos aprovechando para ir a la playa...los fanáticos del mar es lo que tenemos.

Biquiños ;-)

Tawaki said...

¿Verona? Está en mi lista de lugares que visitar. Qué paisaje tan precioso. Tawaki.

Raquel said...

José,
por eso los hacemos, ¿verdad?

Irreverens,
qué rápido pasan los días. Ahora que vuelvo a leer tu comentario te digo que ya hay árboles que han cambiado casi todas su hojas.
It's great to have you back
Un besote

Minombre,
qué bueno recibir tu saludo y poder saludarte hoy.
Besos

Banderas,
yo que no he nacido junto al mar lo echo de menos así que me imagino que tu... pues eso
Besos

Tawaki,
Verona está al lado de Madison así que ya sabes, Chicago-Milwaukee-Madison-Minneapolis. Cuando quieras