Saturday, February 23, 2013

Largo

Sí, son días largos, aunque no tanto por las horas de luz sino por las de trabajo. Sí, también es cierto que las noches se van acortando y que tal vez lo peor del invierno haya pasado. Estas últimas semanas ha hecho demasiado frío, ha llovido, ha nevado, las aceras han sido pistas de patinaje y las calles que dan a los lagos, crueles.
Para nadie ha sido fácil. Pero así es febrero: mes para darse el empujón y seguir para adelante. Sus tonos son caprichos y sutiles como la luz que los construye. Es nuestra manera de sentirlos la que les da sentido

 IMG_1770

IMG_1771




5 comments:

dintel said...

Aquí nevó ayer, bueno, en la montaña que delimita la ciudad. Pero al salir el sol desapareció. Cuando vi la nieve me acordé de ti.

Natali Herrera said...

Siempre, ¡SIEMPRE!, es lindo leerte, querida Raquel. Así sea febrero, así la luz se poca y así los días no sean más que una pobre muestra de vida.
Mis cariños y un abrazo grandototote para ti.
Ya pronto veremos tus imágenes otra vez colmadas de colores.
Ya viene la primavera.

Raquel said...

Dintel,
¡Ay! ya estamos muy cansados de nieve y con verdadera necesidad de dejar los abrigos de lado.

Natalí,
¡Qué gusto! qué ganas de luz y color.
Yo también te mando un abrazo muy muy grande y mucho cariño.

Irreverens said...

Ha sido ver la segunda foto y colarme directamente por esa rendija oscura...
Últimamente tengo unas ganas irrefrenables de dejarme llevar...

Raquel said...

Irre,
déjate llevar. Cuánta falta nos hace eso y qué poco lo podemos hacer. Los mecanismos de la realidad no se pueden cambiar con facilidad y eso no nos deja ver y experimentar cómo podría ser de otra manera. Pero eso, cómo nos hace falta para poder entendernos y ver un poco más. Creo.