Sunday, December 07, 2014

El último de la semana

Último día en Cleveland, último concierto. Música y compartir con músicos y amantes de la música, con gente de toda edad.
No esperábamos el calor, la acogida y la generosidad de todas estas personas que hacen posible el proyecto de CityMusic Cleveland. La orquesta es presenta unos seis o siete programas al año. Todos los conciertos son gratis. El dinero para pagar a músicos y equipo de logística viene de donaciones privadas. Hay mucha gente joven que en su momento estudió en Cleveland y que ahora ya están en otros lugares. La orquesta suena realmente bien. El color cálido y la voz única del grupo nos llamó la atención desde el principio. El alma detrás de la organización viene de Eugenia y Ron Strauss trabajando junto a nuestras mamá ganso de estos días (Clurie, Joan y Bill) y personas como Sawsa y Alí Alhaddad o Sarah Littelfield. Me imagino que hay muchas otras personas detrás a quienes ni siquiera hemos conocido y sin quienes esos conciertos no serían posibles.
Ahí está Ron con su buen humor de siempre y su facilidad de palabra anunciando el concierto y pidiendo donaciones.


Y ahí Jim y Minju, dos de los músicos con quienes hemos estado estos días


Aunque hay músicos fijos, dependiendo de cada programa se contrata lo que haga falta. "Freelancing" es más común de lo que parece y muchos músicos viven de tocar con varias orquestas a la vez que enseñan o tienen sus propios grupos de cámara



Los cantantes solistas de la Misa Criolla, Joshua Blue y Michael Floriano, son una maravilla. Me parece increíble lo que se han movido y lo que trabajan (tanto en ópera como en otros proyectos musicales) con sus 21 y 20 años


Hemos compartido bastante con ellos y con Luke, el percusionista. Así es él, como su expresión, sencillo y acogedor


El último día, el último concierto y una cena más con este grupo de personas generosas y de vidas llenas que nos han servido de inspiración. Gracias Bill, Ali, Sawsa, Joan y Clurie. (Y aunque no están en la foto, gracias  también a Eugenia, Ron, Sarah y Laura por haber hecho posible esta experiencia.)


2 comments:

Tawaki said...

Sorprende que puedan vivir de las donaciones. Que tomen nota los que tanto critican a Estados Unidos, que vean que todos los países tienen sus cosas buenas.

Raquel said...

La orquesta es semiprofesisonal. Hacen unos cinco o seis programas al año. La gente que trabaja en esto está retirada pero donan (bastante de) su tiempo a escribir becas y hacer diferentes actividades para conseguir fondos para la orquesta. También tienen un programa educativo sin fines de lucro para enseñar música a niños de familias con bajos recursos. Los niños no pagan ni por los instrumentos ni por las clases.

Sí. En todos los países hay cosas buenas, la verdad.