Monday, September 22, 2008

En estos despertares

Estos últimos días ha sido bonito despertar y encontrarse con una neblina que todo lo baña. Luz tamizada transformando, luz templada, cargada de humedad. Te envuelve. No asusta. Sabes que luego levanta y abre puertas para que el sol desdiga melancolías o tristezas.

Estos días no tengo que levantarme y poco después salir de casa. Agradezco mucho el café, el rato que me demoro en despertar mientras me pierdo en la luz que léntamente va cobrando claridad. Luego comienzo a trabajar, junto al ventanal

Entre el verde, las huellas del otoño ya se empiezan a sentir. Cada año es diferente y éste viene así. De forma aislada y casi imprevista, un árbol aquí y otro allá arden en colores, pierden sus hojas o las mantienen para construir su acuarelas de color. Es nuevo poder abrir las ventanas y dejarse empapar por un aire cálido.

Cuando puedo hacer una pausa, salgo y busco el árbol de las transparencias

Me quedo un momento bajo su ramaje

y pienso en lo hermoso del momento y cuánto me gustaría fotografiar la frescura del olor y la brisa juguetona y suavísima, entregárosla, que la sintáis tal y como yo la siento ahora, y que esta noche cuando os lo cuente, también ella os recorra

11 comments:

elita said...

Otoño y su eterna melancolía. Me encanta esta estación.
Y qué suerte poder asistir con calma ante estos cambios, disfruta de ese café.

Raquel said...

Hola Elita,
¿te llegó la frescura y la brisa?
Un abrazo

geminisdespechada said...

aquí ha llegado la brisa y algo de lluvia, pero vaya diferencia lo que veo yo por la ventana!! ni te lo imaginas...

Magda said...

Pero que bello despertar, los mios tienen esos colores también, pero es que tú los fotografías maravillosamente, me siento ahí.
Un beso

Irreverens said...

A pesar de las horas en las que te escribo (22:46h), me he sentido despertar... y me ha parecido oler el aroma del café.
:)

marta said...

Tengo que salir a respirar campo!!! Gracias por darme el empujon.

Raquel said...

Geminisdespechada,
pobrecita, ¿qué ves?

Magda,
qué bien. Si quieres, manda una foto de los colores de tu despertar y la ponemos en una entrada, ¿quieres?

Irreverens,
claro, claro... y chocolate (aunque sea por la mañana) por ser tú.

Marta,
el parque junto al lago debe estar precioso... sí, un paseo por el campo ahora que ya dejaste muchas millas en coche tras de ti.

geminisdespechada said...

un patio de vecinos... normalmente al viejo de enfrente en calzoncillos... :(

Raquel said...

ja ja ja

elita said...

Me llegó, me llegó. ¡Y las ansias por un invierno de verdad también!

dintel said...

Me ha llegado. Me encanta la foto frondosa convirtiéndose en otoño.