Saturday, December 20, 2008

Beso de niebla

Llegué de noche a Salamanca, cuando la silueta de la catedral asomaba tímida y las luces aún no la despertaban para su noche.
Esta vez fue así. No me dio tiempo de llegar al concierto de los niños de la Escuela. Siempre me gusta escucharles y a través de ellos, escuchar y saber de todos los demás.
Sí hubo tiempo para reunirse con la gente, conectar y confirmar la certeza de la presencia, lo insustituíble de un roce, una sonrisa que mueve el momento, un gesto, una conversación, un disfrute en el compartir y estar.
No hubo tiempo para caminar las aceras y moverse entre el manto de invierno de esa Salamanca nocturna que tanto puede llegar a enamorar. Pero para eso siempre hay tiempo y no siempre puedes ver reunidas a las personas que quieres ver.

Hoy despierto a una ciudad entre niebla y la posibilidad de poder caminar de aquí a allá para hacer algo. Me gusta que la ciudad se deje caminar, conectar con todo lo que los rincones y esquinas guardan y que construyen las referencias de lo cotidiano.
Y la ciudad parece despertarse tarde y léntamente. Tal vez el bullicio comience un poco después. Tal vez la noche fuera larga para muchos, noche de cenas de trabajo, de amigos, de...
Mucho de Salamanca, como Madison, respira con la universidad. Inevitablemente, la ciudad vive el ritmo de sus estudiantes y ese ritmo lo marca lo académico.

Me gusta encontrarme con la ciudad tal y como se entrega, alborotada o serena, despertando vívida o desperezándose con lentitud, empapada de sol o vestida de niebla

Purísima con niebla2

Las fotos de hoy son las mismas, las de un trayecto muy corto en el que la niebla besa cúpulas y juega con la luz del día

Purísima con niebla4

Es la misma cúpula (la de la Purísima) desde el parque San Francisco, punto de referencia de antes y ahora.
Asombroso comprobar cuánto podemos sentir que cambiamos y qué poco cambia a veces lo que nos rodea

Purísima con niebla5

Es la misma calle, el Paseo de las Úrsulas

Señor en calle Unamuno

escuchando los pasos de sus escasos transeúntes

Señor en calle Unamuno2

Es el despertar de la otra luz y el color de la piedra en Fonseca,

Fonseca3

las mismas sensaciones, punto de referencia también de antes y ahora.

Fonseca


Con el beso de niebla, gracias a todos por darme la bienvenida.

15 comments:

Only said...

Caray Raquel,
me han encantado tus fotos! La 2ª y la 3ª son de sueño....qué preciosidad. Me encanta seguirte por Madison, pero la verdad, esto de Salamanca...no tiene comparación!

Me alegra que estés de nuevo aquí, O sea , ahí, jeje.

Un beso

myself said...

Hola Raquel, una vez mas me emocionas con tus fotos. Da igual desde donde sean captadas, siempre logras transmitir Paz en ellas.
Un beso

Luis López-Cortés said...

Bienvenida. Si te quedas unos días en Salamanca tal vez podamos tomar un café en Delicatessen. Besos.

ISOBEL said...

pero que bonito miras, besos

dintel said...

Mira que he estado en sitios... pues Salamanca es una de las ciudades que más añoro. Me ha cogido una morriña al ver las fotos. Haz muchas muchas y muchas y cuélgalas, para que me parezca que también estoy paseando por ahí.

Disfruta de tu estancia.

JESUS y ENCARNA said...

La niebla da un toque mágico a los edificios, casi que se te "huele" a ti de lo cerquita que estás...
Molts petonets
Encarna

JESUS y ENCARNA said...

Que bueno por aqui de nuevo, Raquel.
Con esos reportajes tan entrañables de tus recorridos por estos mundos, con el olor a pan de verdad. ¡Ehy!!!.
Que los Dioses te acompañen en estos dias venideros y siempre se hagan presencia tus musicas.
Besos.
Jesus

Irreverens said...

Me encantan la primera foto y la del señor con bastón.
:D

Yo conocí Salamanca con luz de verano, pero con esa niebla tiene que ser abrumadoramente encantadora.

Casi tanto como tú.
;)

Besotes y disfruta mucho de los tuyos.

Cecilia Alameda Sol said...

Tienes una mano estupenda para la fotografía. Veo ahora una Salamanca preciosa, diferente a la que vi por última vez con un sol de justicia. Y me gusta mucho.

Alegría said...

Entran ganas de salir corriendo a Salamanca... hace tánto que no voy, que casi no la recuerdo... M encanta cómo escribes tus relatos...parece casi que sintamos lo que escribes... Un beso de gracias por tu comentario en mi blog...voy mejor...

Raquel said...

Espero tener tiempo para contestaros mañana. Es demasiado tarde ahora. Pero quería deciros que andáis caminando conmigo por estas calles.
MuaskasMoltsPetonetsBstsKss

geminisdespechada said...

claro, tú al frío estás acostumbrada, pero yo mañana voy a valladolid y no me acordaba ya del frio de la niebla en los huesos!! me llevaré una bufanda..

merry xmas!

Mariano Zurdo said...

¡Bienvenida! Me encantan tus fotos de Salamanca. Una y otra vez me haces recorrer sus calles que tanto me gustan.
Disfruta de las vacaciones.
Besitos/azos.

Raquel said...

Merry Xmas dear geminitas,
sí, abrígate porque hace fresquito.
Besotes

Raquel said...

Mariano,
suerte en estos días de tanto follón para vosotros.
Un besote