Sunday, December 14, 2008

Pequeñísimas olas

Ha llovido todo el día, con una insistencia penetrante. Me gusta la humedad que trae la lluvia y cómo, una vez más, todo lo transforma. Es una buena manera de recibir el final del semestre. Aunque tal vez sea mejor decir que el final de algo así se deja recibir y se agradece de cualquier manera.
He descansado. He recogido algunos hilos sueltos aquí y allá que se habían quedado por el camino, algunos botones han encontrado su ojal y algunas alfileres su acerico.
Más que nada, me he regalado el día para vaciarme.
Hace falta.
Vaciarse antes de que otro oleaje llegue con una nueva carga y otro aire blanco detenga las pequeñísimas olas del lago tal y como me lo contaban el otro día

OlitasCongeladas

9 comments:

Irreverens said...

¡Olitas petrificadas en vida!
:O

Celebro que hayas descansado y que encima hayas armado el puzzle.
;)

Besotes y feliz día.

myself said...

Preciosas palabras Raquel.
Un saludo

geminisdespechada said...

ya no me das envidia, ya he visto la nieve! :)

Raquel said...

Irreverens,
petrificadas en vida. Da esa sensación,¿verdad?
Bueno, ya sabes que esos puzzles son de quita y pon, se arma uno y ya se empieza a desarmar para que al poco haya que volver a inventarlo.
Besotes

Myself,
gracias. Un saludo también para ti y que el abrazo nos mantenga calentitos en estos días de frío.

Geminitas,
There you go. I told you... see?
Qué bueno.

leo said...

Me han gustado mucho esas olas extrañas. Qué cantidad de detalles, qué bello es el mundo.

JESUS y ENCARNA said...

olas... heladas?
Besicos
Encarna

Raquel said...

Leo,
así es como se ve el lago ahora. Llama la atención, ¿verdad?
Besos

Encarna,
heladas!
Besicos

dintel said...

Qué foto!!!!!

Raquel said...

Es como que todo se hubiera paralizado en un instante, ¿no?