Saturday, August 15, 2009

El mariquelo en Lagunilla un 15 de agosto

Una gaita suena, un tamboril la acompaña. ¿O sera que la gaita acompaña al tamboril? Uno y otra van unidos. Difícil separarlos. Música y baile también: las manos en alto y un zapateo, castañuelas para completar.
Una sorpresa escuchar la gaita y el tamboril esta mañana.
Los balcones ya están abiertos desde hace rato. Llevamos días de mucho calor y es por las mañanas cuando se busca el fresco. Arde la calle desde temprano pero ahí va la yegua caminando tranquila. Sobre ella El mariquelo. A dar el pasacalles llega

P8150001

Le sigo hasta que cruza la calle. Sonido e imagen se pierden. Baja a la iglesia, me dicen. Pero mira, allí está María, que canta y toca con él.
Voy rápido a verla, a preguntarle dónde y a qué hora tocan. Está acabando de colocarse unas horquillas en el pelo

P8150018

que más tarde veo

P8150142

Lleva prisa. Mientras espera a su compañera le pregunto de qué el traje, si de serrana: "de armuñesa”, dice, “la saya roja de serrana, eso sí”. Luego se van.
Es el día de la Virgen, el 15 de agosto. Hace rato que las campanas de la iglesia sonaron para anunciar misa y procesión. El mariquelo va a tocar.
Cuando todos salen de misa se hace cerco, unos en el soportal de la iglesia,

P8150091

otros al sol

P8150067

Es día de fiesta. El pregón ya se dio, jotas y charradas suenan. Ahí me quedo prendida, escuchando

P8150156

versos cantados, coplas improvisadas que como lazarillo relata;

P8150119

viendo el baile,

P8150133

admirando detalles, almirez,

P8150163

gaita

P8150126

y castañuela,

P8150101

tamboril casi bordado,

P8150127

P8150131

gesto y mirada

P8150102

P8150107

Estamos de fiestas

P8150132

El mariquelo, María, Diamante y Emilio tocan y bailan. Y cuando al sol ya no se aguanta, seguimos camino. Hay mucha gente hoy. Caminamos tras el tamboril y la gaita. Sin sayas ni corpiños, la música sigue

P8150206

Es hora del vino, la caña, el vermout. No es bodega pero es bar y un perantón que bailar

P8150253

Hablamos del poder de la música, los lazos que crea. Hablamos de pueblos, los lugares pequeños, los vínculos que crean.

Es tarde. Puertas y balcones se cierran al sol bravo

P8150232

El pasacalle sigue pero son pocos los que a estas horas caminan por las calles

P8150265

Más tarde seguiremos. Ahora es momento de decir hasta luego

P8150268

El mariquelo en Lagunilla. Mucho gusto conocerle después de muchos años de escuchar su música y de saber de él. Mucho gusto compartir con él amigos y música.


6 comments:

Irreverens said...

Chica, eres como la San Miguel: allá donde vas, triunfas.
:P

Voy a tener que empezar a tocar la flauta, a ver si así te vienes para mi tierra...

Es curioso lo exótico que me ha sonado todo lo que has contado en esta entrada. Qué extraños nos parecen las tradiciones de muchos pueblos de la misma España, ¿verdad?

Besotes

Raquel said...

Irre,
justo estaba pensando en eso. Tan cercano que para mí es el folclore de Salamanca y de esta parte de la sierra, y qué desconocidos otros.
El mariquelo es muy conocido. Tiene mucho talento, toca y conoce mucho. Ha sido una maravillosa coincidencia el que viniera y que además, sea amigo de unos amigos.
Ya pronto nos vemos tú y yo.
Un besote grande

Tawaki said...

Vaya reportaje que te jhas marcado. Ya lo quisieran para algún dominical.

Fernando Santos (Chana) said...

Olá Raquel, bela reportagem...Espectacular....
Um abraço

dintel said...

Lo vi por la tele, eso del mariquelo. Cómo bajaba el muñeco y luego como era un señor.

J.Manuel y Margarita said...

No me quedé después de misa en la plaza de la iglesia, Lo contado por ti, hace que me pese no haber asistido ha dicha representación.

El mariquelo, en las distancias cortas. Como casi todos los músicos, sois “canela en rama”.
J.Manuel.