Wednesday, August 19, 2009

Espacio

Han sido veranos templados y hasta casi fríos los de los últimos años. Por eso tal vez nos sorprendan más las temporadas de calor sofocante como la que estamos viviendo.

Hoy no es el mejor día para ir de la sierra hacia el sur pero a veces las cosas surgen de esa manera. Vamos a ver a un amigo que tiene un complejo rural en La Pesga, junto al pantano de Gabriel y Galán.
A pesar de que salimos temprano, el sol ya pica

12.Olivos

Bajamos por la parte de la Sierra de Francia pero no nos entretenemos ni paramos en el camino.
Me llama la atención la cantidad de olivos en la zona, montes y laderas con ese orden del árbol guardando su espacio

04.Olivos

13.HaciaLaPesga

El agua del pantano escasea. Lo vemos a lo lejos, extenuado

23.Pantano

Cerca, el verde de los olivos

30.Olivos

contrasta y juega a la vez con la ausencia de cauce,

65

el terreno casi volcánico,

67

cuna de nada

91.PuentePantano

Volvemos por otra ruta, cerca de Las Hurdes y Sotoserrano. Los incendios han dejado su huella

111.MonteQuemado

120.MonteQuemado

el verde ha desaparecido

114.TroncosQuemadosCortados

y los troncos apilados esperan. (¿Se venderá más barata la madera?)

117.TroncosQuemados

Falta agua. Nuestras manos crean y destruyen, transforman paisajes, doman.
Al pasar por Cabaloria

124.Cabaloria

recuerdo que el año pasado estuvimos en Granadilla, otro pueblo que tuvo que ser abandonado por la construcción del pantano.

Manos que crean y que destruyen.

2 comments:

Irreverens said...

He estado viendo la página web de la casa rural y tiene muy buena pinta.
:)

Lo de los incendios... mejor lo dejo, que ya sabes que me ofusco con el tema.

Te mando un besote igualmente abochornado...

leo said...

Impresionante, Raquel. Qué pena...