Saturday, October 31, 2009

Casi

Hoy, Halloween, miro al camino en el que ramas desnudas delimitan el espacio

PA310014

Ellas, y el fruto delgado que ya anuncia el invierno

PA310005

Lo tranquilo y relajado de septiembre se fue. Octubre llegó como muchos otros octubres, repleto de trabajo con entregas a plazo fijo.

Se nos va octubre, el cambio de hora hoy llega y esta noche no salgo a State Street a ver disfraces. Pero sí veo brujas, orangutanes que hacen propaganda a la puerta de una peluquería por si necesitas un corte de pelo, esqueletos, momias... lo de casi siempre. Lo nuevo, un virus N1H1.

Pero no tengo fotos de todo eso. Repaso las fotos del mes y me doy cuenta de que casi sólo hay colores de otoño, árboles y hojas, acuarelas. Aburrida Raquel que siempre anda con lo mismo, hoy sólo fotos de árboles y ramas en una nueva geografía de desnudos

PA310006

PA310011

PA310012

Sólo eso. Al oscurecer, olor a hojas caídas, nostalgia de otoño de castañas y setas, musgo, robles húmedos. Y una luna casi transparente de tan brillante en el momento en que asoma. Casi llena.

15 comments:

Juan José said...

Pues son unas fotos bonitas, y en este tiempo las castañas están buenisimas, las cocidas y asadas, un saludo y buena suerte

dintel said...

¿Por qué yo no veo mis paisajes como me los muestras tú?

Raquel said...

Juan José,
claro y encima con el buen tiempo que está haciendo! Pero me ha dicho mi mamá que va a guardarme unas calbotes para cuando vaya en diciembre a casa. ¿Qué te parece?

Dintel,
creo que es la cámara. ¿Será?

Irreverens said...

De aburrida, nada, monada.
:)

Serán siempre ramas y hojas y árboles y cielos. Pero tienes tanto arte que todo se ve siempre distinto, siempre renovado, en continua evolución.

Besotes

isobel said...

Raquel, que cosas tienes, sólo eso... y nos haces soñar con la luna llena, =0) un abrazo

Luis Lópec said...

Preciosas fotos, Raquel. Vengo de Salamanca y por tu tierra el paisaje también está otoñal. Besos y suerte.

leo said...

Precioso ese cielo azul brillante, filtrado a través de las nubes y las ramas de los árboles; esa "nueva geografía de desnudos".
Octubre...

Tawaki said...

No creo que sea siempre lo mismo. Te garantizo que nunca es aburrido, y eso tiene su mérito.

Septiembre, octubre, noviembre pasará igual de rápido.

Un abrazo.

Banderas said...

Coincido en afirmar que nunca es lo mismo porque el ojo que lo captura para nosotros encuentra siempre nuevos significados, nuevos encuadres y matices. El otoño, además, es la estación más fotogénica de todas. Adoro tus otoños casi más que cualquier época del año.

Por cierto ¿qué frutos son esos que cuelgan solitarios de los árboles?

Bicos ;-)

Cecilia Alameda Sol said...

Son tan bonitas las hojas amarillentas de los árboles, tan dulce el otoño... Pero luego viene el frío y se las lleva. Podría durar más este tiempo suave

myself said...

Que colores más bonitos Raquel, una vez más gracias por compartirlos, te leo a menudo aunque no lo parezca. Besines.

Raquel said...

Irre,
sí, es sólo que hay días que uno se aburre de uno mismo. Probablemente sea así para poder desaburrirse como se se te cayeran las hojas para revestirte de algo nuevo después.
Besotes también para ti (y con todo el solecito que hace hoy)

Isobel,
para que tú la pintes tan bonito como lo haces.

Luis,
de otoño pero sin lluvia y con calor, ¿no?

Leo,
lo pillé en el momento. Después se pasó todo el día nublado. Vamos a tener que regalarle un cielo más azul a Madrid.

Tawaki,
hay meses que son así, ¿no?

Banderas,
no lo sé. Voy a preguntárselo a algún entendido.
Suerte con tu carrera el próximo fin de semana!

Cecilia,
el frío... ojalá se retrase este año.

Myself,
¡hola! ¡qué sorpresa!
Besos

Elèna Casero said...

¡qué dices¡ de aburridas nada, tus fotos son preciosas puesto que nos haces viajar con la imaginación.

Un beso

Fernando said...

Los contrastes con el cielo, indescriptibles.
Abúrreme un poco más, Raquel. Sin recato, pero sin bajar el listón.
Un abrazo.

Raquel said...

Elèna,
debe ser que estoy necesitando un viaje para cambiar de colores, aires y paisajes. Quién sabe.
Besos

Fernando,
sonrisa. Gracias!
Un abrazo también para ti.