Friday, October 09, 2009

Fuerza

En los últimos tres días, el Madison vegetal ha cambiado por completo. Apenas si he podido saborear esos cambios tal y como me gusta, con lentitud. Como en los últimos días, hoy apenas ha salido el sol. Sólo por la tarde, un rato. He salido a caminar un momento. Más que los colores, es la fuerza de los árboles la que me sorprende

PA090004

Ahí están, enormes. Estatura y presencia

PA090005

Hace dos días comenzó a hacer frío. Temperaturas extremas. Así es Wisconsin, cambios de un día para otro que siempre provocan uno más,

PA090010

transiciones, días para tomar como vienen.
Sólo puedo decir que estoy contenta de que llegue el fin de semana. No me quejo, me gusta mi trabajo. Me gusta trabajar con amigos.
Mientras miro este árbol pienso en lo importante que es trabajar con quienes te sientes bien y a quien quieres. Poder confiar, crecer juntos,

PA090013

entender la intensidad del proceso,

PA090014

la lucidez

PA090015


¿Será esa la fuerza de este otoño?

PA090018

8 comments:

Mita said...

Buenos días! allende los mares...
Los árboles en mi barrio son igualitos :))
Bss

leo said...

Ya está: el fantástico otoño de Madison. Es cierto que esos árboles transmiten fuerza. Y qué decir de los colores...

Sir John More said...

Sigue asombrándome esa forma de mirar que tienes con la cámara. Nunca conseguí fotografiar a los árboles como tú lo haces, siempre me perdí en el caos de sus hojas y jamás pude captar ese desorden adorable que tienen sus figuras. Un beso, Raquel.

dintel said...

Me encanta el otoño, abandonar Barcelona unos días para ver cómo se adueña de todo.

Irreverens said...

¡Que lo sea, que lo sea!
:D

¡Y que la fuerza nos acompañe!
XDD

Luis Lópec said...

Raquel, me encanta recorrer las estaciones contigo. Besos.

Tawaki said...

Yo creo que la fuerza de los árboles reside en su tesón.

Raquel said...

Mita,
me lo estoy imaginando.

Leo,
a ver si sale un poco más el sol para que todo pueda brillar con más fuerza.

Sir John,
curioso lo que dices del caos de hojas. ¿Será que los árboles de aquí son un poco más dóciles que los de allí?

Dintel,
sí, regresar luego a una ciudad transformada como por arte de magia.

Irreverens,
porque la necesitamos.

Luis,
gracias Luis, viajero tú también.

Tawaki,
en su tesón, su sabia paciencia.