Monday, January 10, 2011

Pues sí

Pues sí, esos puntos de sonrisa o de sorpresa son casi siempre caprichosos. Hoy el azar es generoso. Después del vuelo largo y pesado de Madison-Chicago, el de hoy me sorprende por lo fácil y tranquilo. Las revisiones son múltiples, los controles, las horas de espera... pero me voy olvidando de eso cuando cada uno de los aviones sale a la hora prevista y sé que voy a llegar a destino sin mucho retraso

IMG_8501

No pido más. Además, mi color de piel o el no haber visitado un país árabe, por ejemplo, no les inspira sospechas como para hacerme una segunda revisión o que me hagan miles de preguntas para asegurarse de que no soy una terrorista (lo cual le sucedió al chico que estaba delante de mí en Londres, antes de entrar en la puerta de embarque para Chicago). Pues sí.

11 comments:

Minombresabeahierba said...

Descanse ahora frente al hogar de leños con un vino de La Rioja..

Besotes mil

Viking said...

Quiero subirme a uno de esos y partir! jaja!
Saludos

Irreverens said...

¡Bien llegada!
:D

(¿algún día viviremos sin tantos prejuicios?)

El Navegante said...

Querida Raquel:
Disculpa mi involuntaria y prolongada ausencia, pero "se hace camino al andar".
Espero haya sido placentero tu viaje luego de tanto protocolo.
Recibe mi afecto de siempre, espero no me hayas olvidado.
Un besito y Feliz 2011 !!!!

EL AVE PEREGRINA said...

Raquel, esos controles tienen que hacerlos por seguridad...aunque nos fastidien y se retrase el vuelo...¡paciencia!

Feliz Año!!!!

Un abrazo.

dintel said...

Huy, qué pereza viajar así... Cada vez es más complicado.

Belén said...

Pues ami me cabrea cuando me paran y me revisan en los aeropuertos... más que nada porque siempre pienso que mientras pierden el tiempo en mi, miles de terroristas pasan con impunidad...

Besicos

leo said...

Espero que tu vuelta haya sido gratificante, una vez en el home sweet home.
Qué desagradable resulta eso de que te interroguen, te registren y te observen como si llevaras una bomba encima...
Un besote, Raquel.

still moving said...

Si miras la foto de 28 de octubre en mi blog, te darás cuenta de que ambos somos poco originales, o todo lo contrario, quien sabe.
Saludos.

Raquel said...

Minombre,
me encanta tu consejo. ¡Hora de ponerlo en práctica!
Besotes

Viking,
dime a qué hora llegas.

Irre,
no lo sé. Llevamos viviendo con esos prejuicios desde la prehistoria. Si no hemos encontrado la manera de no tener prejuicios, dudo que vaya a pasar. Mejor casi no pensarlo, ¿verdad?

Navegante,
feliz 2011. Un gusto tenerte de regreso.

Ave,
esa paciencia la tengo que recordar antes de cada vuelo. Es lo único que nos salva de pasar malos ratos.
Besos

Dintel,
cada vez más, de verdad.

Belén,
no merece la pena cabrearse.
Besos

Leo,
apretar un botón y estar allí en un instante. Um, se me olvidaba, sólo en las películas.

Still moving,
pues es que los aeropuertos son así. Esos megaespacios no te dejan ser original. Pero que conste que es por su culpa y no por la nuestra.

Tawaki said...

Me da la sensación de que nos vamos acostumbrando. Ahora nos conformaos con que no salga con "mucho" retraso, con que no nos den "mucho" la lata...