Monday, September 05, 2011

Everglades

IMG_4801

El vuelo de este pájaro no tiene urgencia. Transita puntos cardinales invisibles. El objetivo es el vuelo. Llegar es consecuencia, no causa.

Esa es la misma sensación que hoy he tenido en el agua, en el kayak, sintiendo el agua dormida a ratos, despierta en sus corrientes de agua salada, en sus intersecciones con la dulce. Perderse en Everglades es fácil. Con 1.5 millones de acres, es mejor llevar guía. Este parque natural es el cuarto más grande de Estados Unidos, después de Denali en Alaska, Yellowstone en Wyoming y Dead Valley en California.


Hemos tenido que madrugar para llegar a Chokoloskee Island, de donde parte el tour que queremos hacer y que combina bote de motor con kayaking entre los manglares. Salimos poco después de las 9. Jason es nuestro guía. Su hija Stella también nos acompaña. Salimos en cuanto Jason saca el bote

IMG_4797

y nos adentramos en el agua mientras nos va contando acerca de Everglades

IMG_4807

El parque de Everglades fue establecido en 1947 para conservar el paisaje natural de la zona y prevenir más daño tanto en la tierra como en la flora y fauna de la zona. Contiene varios ecosistemas, aparte de interminables plantanos, extensísimos manglares, gran número de cocodrilos, delfines, manatíes y un interminable número de aves. Ahora lo único que tenemos que hacer es dejarnos llevar y mantener los ojos bien abiertos para encontrar aves y vuelos

IMG_4824

IMG_4837

IMG_4844

Jason nos va hablando del parque, su vegetación, sus aves, sus aguas

IMG_4854

Va buscando lugares para ver pájaros, anticipando la marea,

IMG_4849

IMG_4852

El cielo cambia con rapidez y las nubes pueden transformar sus colores en un instante. Llueve por un momento y luego, nada más que claridad

IMG_4857

IMG_4859

IMG_4869

Cuando llega el momento, bajamos las barcas y comenzamos a remar

IMG_4872

IMG_4876

Qué maravillosa sensación la de moverse en el agua, flotar, ser ágil y ligero. Recorremos entradas y salidas de manglares,

IMG_4884

IMG_4895

IMG_4889

IMG_4900

nos acercamos buscando a garzas,

IMG_4921

IMG_4914

a pink ducbills

IMG_4928

IMG_4933

Luego remamos para llegar hasta la pequeña playa que está más lejos de lo que parece. Seguimos a Jason y Stella

IMG_4934

y pisamos tierra. Es una playa mínima, pero lo suficientemente grande para estirar las piernas e imaginar paisajes de otros planetas en el suelo de su arena

IMG_4939

IMG_4941

IMG_4944

IMG_4946


Mientras regresamos vemos que la madera ha bajado rápidamente

IMG_4962

Aunque no hay prisa, remamos más rápido que a la ida. (Todo tándem requiere de experiencia.)
Agradecemos el aire que la velocidad del bote nos regala y cuando nos acercamos al muelle,

IMG_4973

IMG_4974

IMG_4975

parece que todo ha sido un breve suspiro. Ninguna queja. Ninguna.

IMG_4982

Y sí, un placer el agua, el remo, la lluvia, el vuelo, moverse con la corriente, saber estar quieto. Estar. Ninguna urgencia

IMG_4993

3 comments:

Irreverens said...

¡Qué paz! Me habría encantado compartir eso con vosotros.
Por cierto, ¡la arena de esa playa parece azúcar!
:)

Tesa said...

Qué paisajes, qué luz, qué buenas fotos y cómo me gustaría estar por ahí. Qué bien te lo pasas.

Precioso, Raquel.

Besos,

Raquel said...

Irre,
sí, una paz maravillosa, mecerse, ir... Vino genial estirar las piernas en esa playita de azúcar compacta y suave. Te hubiera encantado.

Tesa,
tú tambien lo habrías disfrutado bastante. Bueno... Y el Gato.