Monday, March 31, 2008

LLuvia

No, no era ésta la foto que quería poner. La otra se quedó ahí, junto al lago que ya empieza a descongelarse y los patos estrenando las aguas frías y dejándose mojar.
Cómo será ser lluvia, pensé; cómo la multiplicidad que ella es, su fuerza y su vulnerabilidad, saber entregarse de a poquito o por completo; recogerse también.
Lluvia que da y que toma.

10 comments:

Irreverens said...

Pues no sé cómo será pero lo cierto es que a mí me gusta la lluvia, sobre todo por la sensación de "limpieza" interior y exterior que en mí provoca (y siempre y cuando no permanezca encima de mí durante semanas).
:)

Besotes

Dédalus said...

Descubro cada vez con mayor definición un hilo conductor, como un eje, entre Madison, el tiempo que hace y tú, que he de investigar. Ah!: Y la música.
Pero la música, Raquel... ¡la música ya se sabe!

Besos.

P.S. Casualmente en CUATROGATOS también escribí sobre un lago y sus patos.

winfried said...

Raquel,

Me gusto lo que escribio Irre!!! Que verduga eres tu Catalana!

En el fondo de la foto es el capitolio de Wisconsin?

Bicos

Mariano Zurdo said...

Me encanta caminar despacito bajo la lluvia, empaparme por fuera y por dentro. Es una mezcla de frescor y purificación. Me relaja. Eso sí, si me espera una toalla, una ducha y una buena calefación. AAAAAAAACHIS.
Besitos/azos.

leo said...

A mí me pasa como a Mariano: será porque aquí vemos bien poquito la lluvia. Disfrútalaaaaaa.
Besos (y paraguas)

Raquel said...

Irreverens,
a mí también me gusta, no me importa mojarme aunque sé que incomoda cuando tienes que moverte en ciudades grandes, entre tráfico, entre aceras llenas de gente y paraguas. Nada cómo sentirla caer o sentirla de la casa, escuchar los colores y el aire que crea.
Un besote

Dédalus,
es curioso ver a los patos en un lago que aún no se ha descongelado del todo. Sí, coincidencia lo de tu post en Cuatrogatos (por cierto, hermoso como siempre).
Umm... ¿un hilo entre Madison, el tiempo y yo? No te creo... Es una broma. Pues claro. Cuéntame de tu investigación.
Un besote grande

Winfried,
sí, el capitolio. No soy muy de capitolios ni símbolos nacionalistas pero ahí asomó.
Un abrazo

Mariano,
sí, empaparse y luego recuperar la templanza entre duchas y toallas.
Especial.
Un besote

Leo,
la estamos esperando estos días para que se lleve los últimos montones de nieve que quede. ¡Hace tanta falta en España!
Un besote mi querida Leo

Diarios de Rayuela said...

Es una foto hermosísima.
Las luces rojas en medio de la lluvia y la grisura del día producen un efecto casí mágico.
Enhorabuena.

dintel said...

Me ha encantado la imagen de la multiplicidad de la lluvia, me ha dado que pensar en su omnipresencia.

dintel said...
This comment has been removed by the author.
Raquel said...

DR,
gracias y un abrazo. Ahora me paso a verte por si has subido algo más del viaje a las Hurdes.

Dintel,
en español la lluvia es ella, en inglés no tiene género definido. Me gusta cuando es ella y te envuelve y no es tan agresiva que hasta te gusta mojarte. Esa omnipresencia de la que hablas, así es.