Monday, October 06, 2008

Clarísimo. Tal vez

Se regala clarísimo este octubre, más elegante que nunca.
Yendo

o viniendo,

antes o después, Music Hall se deja querer igual. Sus siluetas, un regalo exquisito

un juego que llega sin mucho buscar


Hace poco más de un mes que empezó el curso. Es ahora cuando empiezo a sentir que las piezas del rompecabezas encajan de forma más natural, sin tener que forzar mucho. Tardamos en acostumbrarnos a las rutinas que son diferentes, al trabajo estructurado y delimitado. Cuesta dejar la flexibilidad a un lado y "un momentito, por favor". Una vez que lo hacemos es cuando podemos volver a sentir cierta libertad dentro de esas estructuras y márgenes fijos. Tal vez.
¿Es a eso a lo que me recuerdan esos perfiles de tejado y esas siluetas?

No, no llovió a pesar de la amenaza

Todo siguió estando clarísimo.

10 comments:

Mita said...

Raqueliiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, buenos días!
No me digas que eres profesora?:)
jo, pues nada...muchos ánimos,eh?
Besotes

Irreverens said...

Con los cambios de rutina que llevas, no me extraña que te cueste adaptarte al horari académico.
:)

Muy gráfico lo del edificio y las nubes.

Besotes

Mariano Zurdo said...

Te digo lo mismo que Irre, con tus idas y venidas yo estaría en perpetuo estado de descolocamiento.
Aquí amenazó lluvia y cumplió la amenaza (y hace frío, grrr).
Besitos/azos.

Raquel said...

Mita,
buenos días-tardes para ti.
No, no soy profesora. Estoy haciendo un doctorado en etnomusicología. Sí, ánimo porque es mucho trabajo.
Besos

Irreverens,
que no es tanto, mujer. Pero, ¿no te pasa que aunque ya estés dentro de una rutina, se tarda un poco en sentirte realmente ubicada en ella?
Besotes

Mariano,
no sé cómo nos estamos salvando del frío. Hoy ya amenaza lluvia también. Septiembre ha sido tan generoso que hasta eso lo aceptas un poco mejor.
Besotes para ti también.

geminisdespechada said...

eso iba a decir yo, que aquí más bien oscuro y con frio.. y lloviendo! :(

leo said...

Igualito que en Madrid, con nuestra perenne boina de contaminación. :(
Besos

Raquel said...

Geminisdespechada,
:(
vas a ver cómo dentro de nada llega un veranillo despistado.

Leo,
igualito, sí. Los espacios abiertos, parques o rutas verdes son las cosas que realmente agradezco de Madison.
Besotes

dintel said...

Bueno, decidido, en cuanto pueda me iré a conocer ese Madison. Bueno, a conocer o a reconocer, ;)

Raquel said...

Dintel,
va a ser un gusto tenerte aquí.

Luis Alejandro Bello Langer said...

El Otoño da los tonos perfectos para que la elegancia caballeresca de determinadas construcciones reluzca más que los modernos edificios de cristal; es cosa de tonalidades, yo creo.

¿Doctorado en Etnomusicología? Guau...todo un mundo de descubrimientos e interpretaciones por hacer. Saludos afectuosos, de corazón.