Wednesday, July 22, 2009

De secanos y árboles que...

Creo que hace un año subí una fotografía como ésta, la misma puerta, el mismo fondo

P7210002

Entonces había más verde, la hierba no estaba tan seca.
No ha llovido en esta parte de España

P7210003

He salido cuando el sol tardío doraba pizarras

P7210006

y cuando todavía había luz para recogerse en algún rincón más verde

P7210007

Pero sí, al mirar los olivos a lo lejos

P7210009

te das cuenta de que el verde escasea

P7210011

La imagen de los cardos lo resume muy bien

P7210016

P7210019

La fuente de los Mártires tampoco lleva mucha agua

Fuente de los mártires

El año pasado manaban los dos caños pero ahora es sólo uno y a duras penas

Fuente de los mártires

Pero déjame que te cuente una cosa más. Al pasar por el Vallejo de la Mata escuché el crujir de una rama. Reconocí el ruido al instante. Miré hacia donde venía el sonido y vi cómo se caía una rama grande de un roble. Recordé el árbol de Madison, el que cayó en el barco mientras íbamos hacia el embarcadero. Al volver a pasar por ese mismo camino me acerqué a ver el árbol, el tronco de donde había caído

P7210027

la herida de cerca,

P7210028

y el daño

P7210029

¿Te imaginas si alguien hubiera estado ahí en ese momento?

P7210030

Será mejor cuidarse de los fantasmas que hormiguean por algunos troncos de árboles un poco enfermos y dañados. Es la segunda vez en muy poco tiempo que esos árboles o ramas se rompen y caen muy cerca de donde paso.
¿Me estarán diciendo algo?

12 comments:

Minombresabeahierba said...

la naturaleza tiene sus signos, caen los arboles viejos para que puedan tener su lugar los nuevos, como los sueños. besotes

Asun said...

Que tienes suerte. Te vas librando de todas las ramas.

Raquel said...

Minombresabeahierba,
pues sí, tienes razón.
Besote

Asun,
menos mal! A ver, vuelve a decírmelo para asegurarme de que es exactamente eso.

Fernando said...

Que te tienen envidia. Te ven tan viva y recia que no lo pueden soportar.
Por cierto, me ha gustado mucho una coincidencia en una imagen irresistible.
Un abrazo.

Fernando Santos (Chana) said...

Olá Raquel, belas fotografias que retratam pormenores da Natureza...Espectacular....
Um abraço

PreDatado said...

Solo coincidencia. Muy belas fotografías.

Alegría said...

Creo que fue, cuando di con tu blog, aunque empecéel mío, posteriormente, porque recuerdo esas fotos, de hace un año. También puede ocurrir que te "conociera" después, porque leí bastantes entradas, creo que hasta el principio; no creo, afirmo, porque te escribí un comentario, creo recordar, en tu segunda entrada. En cualquier caso, me alegro muchísimo "haberte conocido". Un beso, Raquel.

Raquel said...

Fernando,
me encantan esos cardos de tu fotografía! Irresistible, exactamente.

Chana,
gracias de nuevo. Siempre un gusto tenerte por aquí.

PreDatado,
debería empezar a leer más portugués y tu blog puede ser una buena disculpa.
Saludos.

Alegría,
yo también me alegro mucho de haberte conocido y de que estés por aquí.
Un beso

Elèna Casero said...

¡qué diferencia de paisajes de aquellos del invernal Madison, ¿verdad?

veo los paisajes y hoy estoy triste. está todo en llamas y me duele profundamente

Irreverens said...

Aquí otra que está triste por las llamas.
El incendio de los Ports de Beseit (al sur de la provincia de Tarragona) está siendo terrible. Conozco bien aquella zona. Una de las más desconocidas pero también más bellas de Cataluña.
;(

La Naturaleza nos habla. Esos árboles también. Nos cuentan que se están muriendo... y que nosotros no sólo no hacemos nada para evitarlo, sino que encima provocamos su extinción.

Siento el mal rollo. Pero es que no puedo con lo de los incendios. No puedo.

Raquel said...

Elèna,
una verdadera tristeza lo de los fuegos. Es una pena.
Qué locura de cambios aquí y allá, el calor en Granada, la lluvia en Galicia, el frío aquí...
¿Qué le está pasando al planeta?

Irreverens,
sí, mucha pena. El daño de los incendios dura años. No sé cuándo nos vamos a concienciar del todo y a hacer algo realmente. Aunque no sea mucho, todos podemos ayudar a preservar y cuidar lo que tenemos.
Un abrazo grande

Tawaki said...

Parece que los árboles te tienen manía. Yo que tú no me acercaba mucho.