Thursday, July 23, 2009

De niebla y calles vacías

No me importan los cambios repentinos de tiempo con tal de que no me roben las estaciones y de que todo vuelva, más o menos, a su lugar. Esta mañana volvió a ser invierno en verano. Despertamos entre niebla,

P7230010

los tejados eludiendo la otra realidad

P7230021

P7230013

Poco después de que las ovejas se anunciaran con sus campanillos

P7230016

el día se fue aclarando, poco a poco.
Este verano, más que nunca, siento que el pueblo dormita en silencio. No se siente el bullicioso de otras veces y apenas si veo a gente por las calles.
He bajado un momento cerca de la plaza

P7230023

y la he encontrado completamente vacía,

P7230025

silenciosa

P7230026

Me cuesta ver el pueblo así. Sé que es muy diferente a los días de agosto tan repletos de gente, pero me extraña verlo apagado y dormitando,

P7230028

las sillas a la puerta como en espera,

P7230029

balcones vacíos

P7230030

Tal vez mañana haya un poco más de gente por aquí.

P7230032

Menos mal que las higueras están que rebosan

P7230042

7 comments:

Fernando said...

Inquietante pueblo fantasma... ;D
¿Ya están para comer? En el norte todo madura más lentamente...

Irreverens said...

¡mmmm! ¡higos! ¡sluuuurpss!
:D

Estará todo el mundo esperando a que escampe la niebla.
:)

[¿Cómo va el curro? Yo, hasta los topes.]

Raquel said...

Fernando,
no, todavía no, les queda bastante.
Hoy está todo soleado y ya no hay pueblo fantasma.

Irreverens,
fue extraño levantarse en medio de esa niebla. Por la tarde ya empezó a hacer mucho mejor.
[Tengo que entregar algo el día 3. Y eso se me mezcla con el campamento de música, los preparativos el día 30 y el campamento en sí el día 1. Sobreviviré? Ahora sí me llega el retiro.]
Gracias y un besote

leo said...

Qué sensación tan irreal. Me encanta la niebla, a pesar de que es inquietante.

Irreverens said...

Pues claro que sobrevivirás.
:)
Un pie detrás del otro. Así se andan los caminos más largos.

Carlos said...

Es precioso Raquel,
es un recorrido mágico mas que fantasma, creo que tu cámara dio al paisaje, al pueblo, un momento de intimidad.

Un abrazo desde tierra del fuego

dintel said...

Me encantan estos días, son como más íntimos.