Tuesday, October 16, 2007

Ice-cream versus carrots

Cerca de casa hay una heladería que además de vender helados muy ricos y gigantes, vende caramelos y otras golosinas. Maggie llega hoy con la cara más feliz del mundo. Me cuenta que a pesar de la amenza de lluvia decidió venir en bicicleta pero que tuvo que hacer una pequeña parada para conseguir el mejor antídoto contra la introversión de un día de humedad, lluvia, casi-llueve, sol-asoma, humedad, sol-se-esconde, llueve-casi, humedad. ¿El antídoto? No hacen falta las palabras.
Todavía me quedo con los helados "italianos" españoles pero la verdad, hay que reconocer que el valor nutritivo de los de Chocolate Shoppe es inigualable:

6 comments:

M. said...

La pregunta es obligada: qué hace una chica como tú en un sitio como EEUU. ¿Trabajo? ¿Estudios? ¿Familia?

Todos tenemos una heladería cercana, junto al cielo del paladar. La mía, aunque viva en España, está en Suiza. Viajé allí con mis tíos hace ya 20 aos y no puedo dejar de soñar con aquellos helados.

Saludos.

Javier Menéndez Llamazares said...

Whatever they say, I love carrots.
And ice-creams too!
And that's all, folks!

Mariano said...

Hace muchísimos años que no voy, pero sigo recordando los helados que me tomaba en una heladería de Madrid, cerquita de Moncloa. Para mí era una fiesta "ir al centro" porque a la vuelta a casa, antes de subir al 83, caía un buen helado de cucurucho.
Besitos/azos.

Raquel said...

m, creo que las tres cosas. ¿Recuerdas un sabor en concreto de aquella heladería?

javier, mee too. No traduje porque a estas alturas veo que todo el mundo controla el inglés y hay unos juegos de palabras que son intraducibles. Además, lo mejor es eso de que si quieres comer algo nutritivo, a comer zanahorias.

Mariano, ¿de qué sabor? Sí, tienen que se de cucurucho, cómo no.
Un abrazo

banderas said...

Yo me quedo con los gelati italianos de una pequeña heladería un poquito más arriba de la Piazza de Fontana di Trevi...¡¡colosales!!

... y es que lo que no mata engorda...ja!ja!ja!

Bicos :-)

Raquel said...

Apunto el dato para cuando vaya a Roma.
Un abrazo