Sunday, October 28, 2007

Regreso, Columbus, Ohio (5)

Vuelvo a madrugar para escuchar las últimas charlas del día. Hoy vuelven a coincidir varios paneles interesantes pero tengo que elegir. Escucho una ponencia sobre La danza de los Diablos en la Costa Chica de Guerrero y Oaxaca; otra sobre el festival de Cosquín en Córdoba (Argentina), una sobre la fusión de flamenco y música hindú y la identidad de los zíngaros. Es siempre un viaje fascinante.
Me voy despidiendo de la gente a la que he conocido estos días. Unos pocos se te quedan adentro, voces, gestos, maneras, pensamientos, miradas.
Un último intento para investigar la calle de los mil restaurantes invisibles. Hoy Third Street parece brillar con este sol que parece limpiar el aire

y recrear



También me despido de esta calle que me ha llevado a búsquedas poco fructíoferas de restaurantes poco interesantes. Después de otra comida sin mucha imaginación ya sólo me queda tiempo para llegar al aeropuerto y sin muchas esperas coger el avión a Chicago

Quiero sacar una foto de la línea de rascacielos pero esto es lo único que consigo

El cielo transparente me lo regala Madison, un atardecer intenso en un horizonte sin límite. La ventanita opaca me lo niega y sólo me entrega esto

y un recorrido intenso por estos cuatro o cinco días de gente, ideas, proyectos, retos.
Regreso a Madison pero sé que estos días se quedan resonando por dentro.

6 comments:

Mariano said...

¡Vaya pedazo de reportaje! Esta noche lo leo tranquilamente en casa.
Besitos/azos.

Raquel said...

Gracias Mariano.
Un besote para ti también

Tawaki said...

Espero que tu presentación tuviera mucho éxito.

Es lo que tienen estos congresos, la gente está tan preocupada de lo que tiene que exponer que se olvida de que lo más interesante es conocer a los demás.

Al menos, parece que hubo algunas que te gustaron y que encontraste tiempo para regalarnos unas fotos.

Raquel said...

Tawaki, al acabar lo que conté de Ohio, me di cuenta de que no había dicho que mi presentación fue muy bien, que encontré gente muy entrañable, joven y menos joven, US and no US born; que conocí a varias de esas personas famosas en el mundo de la etnomusicología por sus publicaciones y trabajos, que hablé con varios de ellos y su sencillez me alegró que ni te imaginas; que... sí, la verdad es que lo he disfrutado mucho. No sé por qué el congreso fue en un sitio tan poco atractivo como Columbus pero bueno, casi mejor porque así daban menos ganas de salir afuera.

Tawaki said...

Me alegra ver que mereció la pena y que te salió bien.

Muchas veces los congresos se hacen en sitios anodinos porque así resultan más baratos. Es una forma de financiación adicional para quien los organiza.

Sir John More said...

Bendita cámara la tuya... Y benditos esos ojos alertas... Besos asombrados.