Sunday, January 13, 2008

Tarde de domingo

Las tardes de domingo, mejor pasarlas en el río. Te sientas a la orilla, ahí, en cualquier sitio, a ver la película que empieza desde que llegas y termina cuando te vas. Muchas escenas para perderse en ellas. Muchos grupos de personas que llegan, se quedan un rato, se van. Niños, muchos niños

Cerca de nosotros, esta familia que poco a poco vamos contando que son nueve

(y uno más que todavía está en la pancita de la mamá. ¿Cuántos años tendrá? Se les ve tan jóvenes a los dos. )
Meriendan su bizcocho y hasta les toca un polo de naranja a cada uno

También las señoras que toman su mate y charlan, se sientan en el agua, salen y se secan, vuelven a entrar


Y quienes se sientan en el arroyo a matear, con silla y todo

Y hasta los perros que también se meten al río y luego tienen que sentarse al sol, bien arropados, para que no les pille el resfrío


Las tardes de domingo, mejor pasarlas en el río

11 comments:

leo said...

Qué chulas las fotos, qué niños tan guapos. Y qué sensación rara ver a la gente tan fresca, con el frío que hace en Madrid.
Besos.

Raquel said...

Leo, pero si acabo de subir ese post!!!
Me cuentan del frío de Madrid y de Salamanca, ay! Ni quiero pensar lo que me espera en Madison la semana que viene.
Nueve chiquillos en la familia y todos muy pequeños. Ojos de niños ensimismados...
Un besote

Irreverens said...

¡Pues sí, qué contraste!
Ahora que por aquí se multiplican los frentes lluviosos y las temperaturas tienden a la baja.

Hermosas fotos, como siempre.
:-)

Besos

Rafael said...

¡Qué lindas fotos y qué bonitos reportajes nos narras! ¡Que siga!

banderas said...

¡Queremos más!¡Queremos más! Tus historias, siempre tan próximas por humanas, nos encantan porque se nos muestran auténticas, vividas, ciertas... con personajes de carne y hueso. Esos niños tan lindos, la tranquilidad del mateo en pleno río... ¡maldita envidia que me dan!... y aquí de temporal (se echaba en falta el agua y ahora creo que empieza a molestar ya... y es que no nos contentamos con nada...ja!ja!ja!)

Bicos ;-)

Mariano Zurdo said...

¡Qué preciosidad de fotos! La última sencillamente me encanta.

Raquel said...

Irreverens, Rafael, Banderas y Mariano, dejadme que os conteste a los cuatro porque apenas si tengo tiempo ahora. Sólo quiero deciros gracias por seguir estas cosas de cada día y por compartir todo esto.
Un abrazo grande para los cuatro

illeR said...

Me estan gustando muchisimo estas ultimas entradas contando tu viaje, son geniales!!!

Dédalus said...

Me tienes refascinado, Raquel. Digo, "voy a ver qué cuenta; estará ya por Madison, pelada de frío..." y me encuentro con una página de guapísimos niños, bañándose en el río. Entonces pienso: "Vaya, saludaré al propietario, ya que estoy aquí, con un Perdón, me he equivocado", pensando que serían cosas de blogger, que me ha mandado a otra dimensión... ¡Pero no! Es ella, ahora en Argentina. Conque le doy a la ruedita del ratón y bajo y bajo y bajo... ¿Tanto tiempo llevaba sin venir? ¿Y tú tanto de vacaciones, bribona? Pues parece que sí. De modo que sólo deseo que las disfrutes, sí señora. Debe ser cierto eso de "irse con la música a otra parte...", porque, lo que es tú, no paras.

Besos, Raquel... que no sé si facturar hacia Argentina, a riesgo de que allí ya no te encuentren.

Tawaki said...

Me gustó la película, desde que llegué hasta que me fui.

Abrazos.

Raquel said...

Iller, muchas gracias y un beso grande

Dédalus, cómo me has hecho reir con tu comentario. Estoy en Cosquín todavía. El fin de semana va a ser en Buenos Aires y el domingo ya volamos a Chicago (a Madison en autobús). Estirando los días para robarle alguno más al verano antes de volver al frío.
Un abrazo

Tawaki, tengo la sensación de que todavíia estoy en una película con eso de estar en el verano de aquí y en una ciudad donde, ahora, todo se mueve alrededor del festival.
Un abrazo