Sunday, February 24, 2008

Otro andar

Volvieron, no son los mismos. Otros recorridos caprichosos,

otros reflejos

y una escultura callada

10 comments:

Mariano Zurdo said...

Tu manera de vivir el frío, de mirarlo, es de lo más cálido.
Besitos/azos.

Luis López-Cortés said...

Preciosas imagenes. ¿Para cuándo nos deleitarás con una en la que salgas tú?

leo said...

Me encanta tu mirada: da vida a lo que no son más que unos témpanos de hielo, los transformas en algo elocuente. Jo...
Besos.

Raquel said...

Mariano,
gracias. Me consuelas en medio de este invierno que parece no querer darnos un descanso de nieves y fríos.

Luis,
pensaba que ibas a decir deleitaros con colores de primavera... ya ves que estamos impacientes. Pronto, pronto.
Gracias!

Leo,
tú también me consuelas. También las de tus farolas son elocuentes.
Un besote!

Irreverens said...

EStoy de vuelta y me pongo al día.

La última foto parece la escultura de una ave exótica, ¿verdad?

Besos

Tawaki said...

Tienen la virtud de reinventerse siempre. Mantienen la misma naturaleza, pero adoptan diferentes formas.

Un abrazo.

Raquel said...

Irreverens,
¡bienvenida!
Yo también la así.
Un besote grande

Tawaki,
muchas gracias y tú también bienvenido.
Un abrazo

Dédalus said...

Aquí (creo que te lo dije una vez) los llamamos "carámbanos" y también "chuzos"... pero me gusta más la primera. Y los echo de menos: No ha habido un febrero igual que éste hace mil años: sol a diario y tempraturas de 10-15º... cuando lo habitual sería estar poco sobre 0º... o bajo 0º. Así es que te envidio...
Cosas del cambio climático; estoy más que convencido.

Un beso, Raquel.

banderas said...

Sin palabras. Tienes el ojo bien adiestrado.

Bicos ;-)

Raquel said...

Dédalus,
creo que si estuvieras aquí ya estarías harto de la nieve. Pero a la vez, hay geografías, paisajes y otras cosas grandes y pequeñas, que son una maravilla.
Me dicen que ya casi parece primavera allí. Así nos llegan los días y no podemos luchar contra eso (a no ser que andemos viajando de un lado a otro para encontrar lo que queremos).
Un abrazo

Banderas,
besos también para tí y un guiño de complicidad porque tú también tienes el ojo adiestrado.