Wednesday, February 06, 2008

¿Alguna novedad?

Nada nuevo si os digo que lleva nevando toda la mañana, que ya se pueden medir hasta los 30 cm. Todo en silencio. Sólo se escucha el peso de la nieve, los árboles al mecer sus ramas, el sol oculto, la terraza sin protestar aún,

el revoloteo de mariposas desprevenidas por el alboroto que el viento levanta en ese momento


Nuevas dunas blancas resurgen

y muy pocos caminan por la calle, el padre o la madre intrépida con su hijo o hija

y la señora cartera que parece que hoy también trabaja:


- I can't believe you are delivering mail today
- I cannot believe it either
- Do you mind if I take a picture of you?
- Not at all, go ahead

Unas horas más tarde vuelvo a contemplar la terraza. La nieve sigue acumulándose

y columpiándose del tejado,

y la mesa espera mejores tiempos para ser utilizada en otros menesteres, con otras viandas, texturas y sabores

Entonces celebraremos. Con toda confianza.

6 comments:

Juanfran said...

Si no reconociera esa mesa te prometo que habría pensado que nos estabas "colando" fotos de la mismísima Siberia..., si hasta me están entrando escalofríos.

En estos casos, chocolate, mucho chocolate.

Besos

leo said...

Qué frrrrrrrrrrío. Qué bonito está todo. Qué suerte no ser cartera en Madison...
Besotes.

banderas said...

Entre tu blog y el de una gallega que vive en Alaska me está entrando un frío que no te puedes ni imaginar.

Esta noche he salido a entrenar por las calles de Vigo a las 9 y pico de la noche y había 14,5 grados... una gozada para correr. Creo que en Madison necesitaría una "cinta" en casa o algo similar. ¡Chocolate a destajo! Ja!Ja!Ja!

Irreverens said...

Qué preciosidad, Raquel. Ya sé que empieza ser incómodo para vosotros, pero en imágenes es sencillamente sublime.
Jo. Yo es que adoro la nieve y hace ya demasiado tiempo que no la piso.

Besotes reanimadores.

Mariano Zurdo said...

Te digo lo mismo que Irreverens. Siento que estéis sufriendo los rigores invernales, pero para nosotros es una auténtica gozada disfrutar de estas postales blancas.
Ah, y cuando vuelvas a ver a la cartera, dale un abrazo de mi parte. ¡Qué tía!
Besitos/azos.

Raquel said...

Juanfran, ya sabes que nunca falta el chocolate por aquí. Fíjate que ayer apenas si hizo frío y, la verdad, hay que reconocer que es especial el encanto de un día así.

Leo, ¿te fijaste en su sonrisa? Esta gente de aquí es así (a veces y no todo el mundo, claro).

Banderas, por muy loco que parezca, hay gente que sale a correr con nieve, con hielo, con mucho frío...

Irreverens, es cierto que es una preciosidad cuando nieva. Pero tener que quitar la nieve es agotador. Vale, te entiendo, hoy necesito repetirme muchas veces lo que tú y Mariano decís.

Mariano, hoy no vino la cartera sino un cartero. Um... espero que no se quedara atorada en el camino...

Un abrazo grande a todos. Aunque no lo creáis, andáis pisando nieve, quitándola, contemplándola... en fin, todo eso.