Monday, February 04, 2008

Tamales en el día de la Candelaria

Aunque con un poco de retraso porque ya pasó el día de la Candelaria, nunca es tarde para comer tamales.
Hablarle a un mexicano de tamales es como hablarle a un español de tortilla de patatas, por decir algo típico y bien conocido. La gran diferencia es que en México, la variedad es extraordinaria. (No conozco los tamales de otros países de Centroamérica pero probablemente sean igual de variados y únicos.)

Una tradición para preservar
(Por Damián Castellanos . El Universal, Ciudad de México, Jueves 31 de enero de 2008)

Para dar fin a las celebraciones navideñas, el próximo 2 de febrero se celebra el Día de la Candelaria, fecha en que se festeja la purificación de la Virgen María y la presentación del niño Jesús al templo.

De acuerdo con la tradición en México, la persona a quien el 6 de enero le haya tocado el muñequito de la rosca, está obligado a invitar a sus familiares y amigos a comer tamales.

Los tamales son uno de los platillos más representativos de la cocina mexicana, datan de la época prehispánica cuando se les conocía con el mismo nombre, el cual quiere decir "envuelto cuidadoso", desde entonces se empleaban en diferentes ceremonias, donde eran ofrendados a los dioses aztecas.

Estas festividades eran conocidas como tlaloques, dedicadas al dios de la lluvia, Tláloc, mismas que a la llegada de los españoles coincidieron con los festejos del Día de la Candelaria. Con el paso del tiempo los tamales fueron adaptándose a la tradiciones de la sociedad colonial mexicana, al implementar nuevos ingredientes traídos del viejo continente.

Debido a estas modificaciones en su elaboración, los tamales no ha dejado de figurar entre los principales platillos mexicanos.


El artículo ofrece una lista de sitios donde comprar o comer tamales en la Ciudad de México y también habla de la Feria del tamal que se llevó a cabo del 1 al 3 de febrero y donde se presentaron 140 variedades de tamales de diferentes estados de México y varios paises del centro y sur de América.

Dan muchas ganas de haber estado allí. Dan muchas ganas de ir, la verdad.

11 comments:

Irreverens said...

Pues sí que dan ganas, sí.
Además, yo nunca he probado un tamal.
Gracias por la información.

Besos

Mariano Zurdo said...

Estoy por cogerme el helicóptero...
Mi madre todos los años me recuerda el refrán: Cuando la Candelaria plora, el invierno ya está fora.
Besitos/azos.

Julia Ardón said...

Perdón Raquelita?
Mexicana?
Querrás decir "Mesoamericana"!!
y más abajo, porque en Venezuela y Colombia también hay tamales.

Somos muchos los territorios tamaleros: a mucha honra!!

;)

Juan Luis said...

En el Perú tenemos unos tamalazos (y unos choclos) como no vi nunca en el norte. !Quien pudiera mandar un atachment de tamales! Provecho. En estas cosas no vale la virtualidad.

Pakithor said...

Pues sí, Raquel, los tamales no son exclusivos de México, aunque en los EE UU pueda parecer lo contrario. En Costa Rica se suelen consumir por Navidad. A mi personalmente no me apasionan, pero me parece que tienen su arte.

Un beso.

Rocahemu said...

Mmmmm!!Con lo que me gusta a mi comer!!Que buenos tienen que estar..y eso de invitar a la familia a tamales está genial..la excusa perfecta para reunir a los seres queridos y pasarlo bien..
Merodeaba por aqui y he sentido la llamada de los tamales..jeje..espero que no te importe..Saludos;)

elita said...

Ir, ir... a comer tamales, cualquier cosa. Qué bueno conocer y empaparse de otras culturas. Por casualidad no conoces la receta...
Besitos.

banderas said...

Mira tú por dónde aún no he probado los tamales. Otros platillos mexicanos sí los he probado, pero justo los tamales no. Habrá que buscar dónde (en Vigo no hay mucho donde elegir).

Por cierto, aquí tambien celebran las Candelas en algunas parroquias... y hay algún refrán que asocia las Candelas y el agua en los manantiales. No recuerdo el texto exacto pero viene a decir que si por las Candelas no "rompen" los manantiales toca año de sequía... en USA tienen a la marmota Phil para predecir lo que queda de invierno ¿no?

Bicos ;-)

leo said...

Y tanto que dan ganas de ir, Raquel. Qué buenos los tamales (los de aquí, que no sé si tendrán mucho que ver con los auténticos).Besos.

Raquel said...

Irreverens,
en cuanto tengas ocasión, pruébalos. Luego me cuentas.

Mariano,
ojalá que el refrán de tu madre sea cierto. El invierno ya está imposible de aguantar.

Julia,
sí, sí, claro. Sé que hay muchos tamales en Centroamérica, Venezuela, Colombia, Perú, Argentina... De hecho, iba a decir que lo primero que voy a hacer cuando vaya a Costa Rica es ir a Chubascos y probar los tamales (entre otras cosas!) Creo que no me expliqué muy bien. El artículo era de México y por eso me centré más en eso. Menos mal que estás ahí para esclarecer lo que debe ser esclarecido. Gracias Julia

Juan Luis,
te creo, conozco bien tus dotes de buen cocinero y de buen degustador de platillos sabrosos.

Pakithor,
sí, no quise decir que los tamales son típicos de México. Perdón. En muchas partes de los USA ni siquiera conocen los tamales de Oaxaca. Igual, gracias por el dato.

Rocahemu,
un placer tenerte como invitado a esta reunión tamalera y esperamos que te sientas muy muy bien.

Elita,
conozco alguna receta de tamales pero no sé si vas a querer hacerlos. Julia sabe de esto más que nadie y ella te puede decir que lleva bastante tiempo hacerlos.

Banderas,
sí, en Estados Unidos dicen que si la marmota (ground hog) sale de su madriguera y ve su sombra, hay seis semanas más de invierno; si no la ve, son cuatro semanas. Este año nos tocan seis. (rrrgggghggggg!!!!)

Leo,
¡quién sabe!

Ojalá pudieramos hacer una comida y compartir tamales salados y dulces, humitas, choclos y mil delicias más.

¡Abrazo grande para todos!

Julia Ardón said...

;)