Thursday, February 07, 2008

Contrastes de un mismo retrato

Soprende la luz brillante de hoy después de lo opaco de ayer,


la quietud

Sí, mucha nieve, demasiada para irla quitando para abrir el caminito

y sentir cómo te van faltando las fuerzas a medida que la montaña crece

Aunque de gusto pisarla,

robarle un hueco mientras descansa

y confesarle la relación de encanto y desasosiego,

sin quejas ante misterios

ni búsquedas muy profundas

Mejor dejarse llevar por el contraste entre el ayer y el hoy

y seguir mirando alto para no perder....

Para no perder.

18 comments:

banderas said...

¡Guau! ¡Qué sensación de quietud y paz desprenden estas fotografías! Parece la calma tras la tempestad... un día muy agradable... lo malo será cuando toda esa nieve se ensucie y deje el suelo gris y embarrado. ¡Lástima!

Bicos ;-)

Mariano Zurdo said...

Para encontrar la calma, la belleza y el bienestar hay que buscarla, tan bien como tú lo haces.
Besitos/azos.

Irreverens said...

¡¡PLAS, PLAS, PLAS!!

De ensueño. Tus imágenes de hoy inspiran ganas de salir ahí fuera y gritar a la vida.
:-)

leo said...

Qué belleza de luz y de colores, Raquel. Tiene que ser una gozada pisar esa nieve.
Besotes y ¡buen finde!

Julia Ardón said...

qué delicadeza esa luz rosada de la primera foto. Una belleza.
qué lindas fotos que hacés, qué lindo lo que decís.
No me canso de visitarte.

Siento que te quiero mucho, ya, desde hace tiempo.

Juan Luis said...

El cielo se ha caido en tu patio, por eso esta vacio y brilla alla arriba. Mientras mas claro está, es que más frio hace, no? Y mientras más nieve hay, hace menos frío, no? El azul-azul es lo más helado. Brr. Desde Lima, en sandalias y pantalon corto, un abrazo, Raquel.

Estilografic.blog said...

Qué maravilla de fotos. Para recordar todo el fin de semana.

Besos.

Pakithor said...

Precioso, Raquel. Lindo pasaje.

Besos.

elita said...

Qué día más precioso… aunque las fotos sean bellísimas, dudo que le hagan justicia. Supongo que días así ayudan a sobrellevar el frío invierno de Madison.

Guillermo Anderson said...

Y esas hojas que se resisten al invierno?!Que rebeldía! Serán de verdad o la camara esta captando el espiritu del follaje de otra estación?

Un abrazote Raquel ,muy lindo todo.

Guillermo

Raquel said...

Banderas,
exactamente es tal y como dices. Para el suelo embarrado, botas de agua o calzado que no deje entrar ni una gota de agua. Hacía años que no nos hacían falta.

Mariano,
saberla ver sí pero creo que tú y muchos de vosotros sabríais verla al instante.

Irreveres,
gracias preciosidad. Cuando dices eso estoy pensado en el gozo de tus montañas y tus caminatas fuera de la ciudad.

Leo,
Es rico pisar la nieve, aunque esas botas que digo hacen falta porque si no, la nieve entra por todas partes.
Disfruta mucho tú también el fin de semana.

Julia,
yo también. Siento que te llevo muy cerca, como si hubiéramos convivido desde hace mucho.
Ahora, con la nieve, también siempre pienso en que quisiste hacerle una visita pero ella no pudo encontrarse contigo.

Juan Luis,
en esta época del años está prohibido hablar de pantalones cortos, mar, playas, ceviches de madrugada en camiseta corta y todas esas cosas

estilografic,
gracias. Tal vez para recordar un ratito y para que luego puedas disfrutar más el sol primaveral de Madrid (si es que aún lucen esos 18º)

Pakithor,
gracias a ti también. A pesar de la nieve, no se siente tanto frío, ¿verdad?

Elita,
sí, esos días son hermosos. Lo único malo es que el invierno se alarga demasiado y que al final, ni días así nos dan contento.

Guillermo, ahí están esas hojas. Las fotos son de ayer. A mi también me sorprendió pero... Son los árboles de la colina de Bascom Hall que varias veces has visto toda de verde. Todo se ve muy diferente en esta época del año.
Te estamos esperando.


Un abrazo fuerte para todos.

Meiga en Alaska said...

Pocas cosas hay tan hermosas como cuando sale el sol en todo su esplendor invernal después de un dia de nieve copiosa.

Me gusta tu blog. Gracias por visitarme y darte a conocer.

Raquel said...

Hola meiga en alaska,
tú bien debes saber de eso.
Banderas hizo un comentario acerca del frío y la nieve y eso me llevó hasta tu bonito blog.
Un abrazo

Tawaki said...

Voy a ponerme melodramático.

Reflejos rojos de sangre derramada sobre la nieve, pasos de un asesino que se aleja y estalactitas que semejan el cuchillo homidida abandonado.

¡Confiesa!

Tawaki said...
This comment has been removed by the author.
Raquel said...

Tawaki, ¡acertaste, acertaste!!!! ¿Cómo lo has averiguado?????

Cyllan said...

Me parece haber estado allí tantas veces contemplando tus fotografías y leyendo tus palabras...

Raquel said...

Cyllan,
ojalá que la nieve se vaya y la primavera venga pronto para que pueda regalarte otros paseos y otros colores...