Friday, February 01, 2008

Viernes, on the personal side


Ese día lento en el que sientes que una segunda persona te ronda y hace eco de tus pensamientos, juega con los que tienes

Sin sol, sin mucho frío, las aceras imposibles de caminar con la nieve convertida en agua sucia

Llego un poco tarde pero el conductor del autobús me espera en la parada. Lo agradezco mucho

Ir a nadar al final del día, dejarse llevar. Silencio. El eco de cada movimiento que el agua caprichosa transforma. (No puedo ir a la piscina sin pensar en M y MJ y en la otra piscina de invierno. El año pasado escribía esto y hoy vuelvo a pensar en lo mismo.)

Disfrutamos el chocolate oscuro con cardamono y naranja

Es viernes

13 comments:

leo said...

La vida circular...
Lo del chocolate con naranja suena adictivo.
Besos.
pd.- Se acabó la pseudoprimavera en Madrid.

Julia Ardón said...

Ayer yo comí chocolate oscuro con pimienta y limón.

Hoy tengo nostalgia y migraña al mismo tiempo.

¿ qué será?

banderas said...

Una piscina relajante y calentita rodeada de hielo y nieve...¡hum!... suena apetecible.

Le he echado un ojo a tu viejo post y era precioso... y la piscina de Béjar una gozada... me apunto el hotelito en esa lista.

... para terminar... ya veo que lo del chocolate del otro día tenía su punto de razón...je!je!

Bicos ;-)

Raquel said...

Leo,
¿ahora que llegan los carnavales se os termina la primavera?
El chocolate oscuro es adictivo, con naranja, mucho más. Exquisito.
Regálate uno para tu fin de semana.
Un beso

Julia,
los embrujo del chocolate con pimienta y limón... tal vez. No tengo migrañas conozco a mucha gente que sí. Una rabia. Descansa. Tal vez eso ayude. Para la nostalgia... ¿tal vez un poco chocolate con canela y mango?
Besotes

Banderas,
¿verdad que hay que ir a la piscina de Cubino?
Ya ves que tus consejos funciona.
Un abrazo

El Navegante said...

Qué magia tan tentadora que nos dejas percibir, cuánta sensibilidad, recuerdos que vienen, misterios que van.
Esa misma magia, queda adherida en en el rincón de los maderos del barco, luego de cada una de tus cálidas visitas.
Y cuánto tiempo hace que te debía ésta, estaba aguardando llegar para irme impregnado de sabor a chocolate.
Un besito.
PD: supongo que no te molestará que te linkeé verdad ?
Otro besito.

Raquel said...

Navegante, un gusto tenerte por aquí.
Claro que no me molesta ese linkeo. Gracias y un besote

Tawaki said...

Los recuerdos son recurrentes. Parece que están olvidados y vuelven cuando menos se los espera.

Supongo que vas a nadar para poder llegar a tiempo al autobús cuando se funda tanta nieve.

Un abrazo.

Irreverens said...

Que viernes tan placentero, Raquel.
Veo que compartimos aficiones: el nadar y el chocolate negro.
:)

Besos lluviosos.

Raquel said...

Tawaki, claro, sólo voy a nadar para no perder el autobús.

Besos

Irreverensa, sí, chocolate negro, nadar, bicicletear... pero creo que tú estás en muchísima mejor forma que yo.
Un abrazo
(¿Está lloviendo en Galicia? Tengo que prenguntarle a Banderas qué refrán hay para la mucha o la poca lluvia allí en tierras gallegas.)

ISOBEL said...

que gusto nadar tranquilita, mirar como la luz entra en el agua y ...si es que me encanta, y que voy a decir del chocolate con naranja y cardamomo, me has alegrado la tarde, un beso

Raquel said...

Me alegra haber podido alegrarte un poco la tarde.
Un abrazo isobel

banderas said...

Sobre la lluvia ahora mismo no se me ocurre ninguno, pero sí uno muy ilustrativo sobre lo que llovío y ventó ayer (temporal en toda regla).

Ayer, al volver de mi carrera dominical (a pesar del mal tiempo salí... sí estoy loco) mi hijo mayor me preguntó por qué había tantas gaviotas juntas en la orilla del mar.

Dicen que cuando las gaviotas vienen a tierra por el mal estado de la mar es que hay temporal... y la condensación gallega lo reduce a:

"Gaivotas a terra, mariñeiros á merda" (gaviotas a tierra, marineros a la mierda)... suena fuerte, pero es así. No admite censuras.

¿Por ahora te sirve?

Bicos ;-)

Raquel said...

Perfecto! Eres un cielo, banderas