Sunday, August 03, 2008

En la carretera de subida

Hace calor. Hay que salir tarde para poder caminar un poco.
El olor a brezo y a jara evocan memorias que se convierten en dulce conversación.
Al atardecer asoma el pueblecito de Valdelageve sostenido en el valle

La montaña asoma también con toda su inmensidad

juguetonas entre cerezos y zarzales,

indulgentes, como el recuerdo.

Tras esa vuelta del camino el aire cálido y las señales de la memoria del lugar

Sólo se escucha el aire cálido de verano con todos sus murmullos, y un vuelo

10 comments:

Irreverens said...

He echado una ojeada a todo lo publicado para ponerme al día.
Veo que, a pesar de ser terreno conocido, sigues redescubriendo rincones llenos de belleza.

:)

Besotes

JESUS y ENCARNA said...

tus fotos son una maravilla
Petonets
Encarna

Magda said...

Como siempre tus fotos hermosas.
Un beso

Only said...

Sigo paseándome contigo...que conste..
Un abrazo, Raquel,
qué bonito lo que muestras siempre

desmesura said...

Empiezo a pensar que los paisajes que muestras son menos bellos "en vivo", Raquel.
Qué gozada es venir a verte...

Juan José said...

Un placer visitar tu blog, como siempre, gracias
Un saludo y buena suerte

Mita said...

Es todo divino, y se nota que estás disfrutando como una niña!
Besotes

JESUS y ENCARNA said...

Buenos dias Raquel.
Caminando junto a tus pasos, descubro rincones de gran belleza y la naturaleza de estas tierras.
Gracias, querida amiga.
Besos de acompañamiento.
Jesus

dintel said...

Un paseito más, contigo.

Raquel said...

Irreverens,
siempre hay mucho que ver. Todo sigue cambiando, como nuestra forma de mirar. Buscamos, lo hacemos parte de nuestros días, lo personalizamos... tal vez por eso no nos aburrimos.
Un besote

Encarna,
gracias. Un besote para ti.

Magda,
rico poder compartirlas de esta forma.
Un abrazo

Only,
anda, anda, que tú también nos enseñas cosas encantadoras.
Una besote

Desmesura,
en vivo son preciosos. Créeme.
Besos

Juan José,
gracias. Ahora voy a verte.

Mita,
niña pequeña jugando con otras niñas a encontrar pequeños tesoros.
Un besote

Jesus,
gracias a ti también. Un gusto poder enseñarte todo esto.
Besos

Dintel,
y contigo :-), qué bien