Saturday, August 16, 2008

Un paseo musical (EVE 8 '08)

Para el concierto de música de cámara elegimos un escenario al que no hace falta añadir mucho. Caminamos por las calles del centro de Burgos

para llegar a la parte de atrás de la magnífica catedral.
No hay mucha gente hoy por las calles y comenzamos el paseo musical con nuestro propio público

pero a medida que avanzamos, turistas y lugareños se nos unen y hacen el paseo a nuestro lado


Es un gusto. Vas yendo de un sitio a otro de la plaza y vas encontrando a los grupos que ya están preparados y que esperan tu llegada para comenzar a tocar

Ciacconas y gavotas entrelazan sus ritmos con aires de otras épocas

La música se oye a lo lejos y te sientes transportado a otro tiempo y lugar, como los personajes que llegan del espacio y aprenden de los humanos a través del escuchar las músicas que interpretan. Ellos acompañan y guían todo el paseo


Músicas clásicas comparten escenario con otras más populares,

folclóricas irlandesas

o latinoamericanas


Siento que éste también es el espíritu de la la Escuela de Verano, crear espacios para la música y vivencias en las que es protagonista. No está sola. Es centro porque a través de ella se crea un mundo de experiencias y creación personal que a la vez le da vida, una simbiosis particular


Los sikuris cierran el paseo

Cada niño toca el siku que ha construido en estos días. Suenan con fuerza y es emocionante

10 comments:

Magda said...

Emocionante ese paseo musical, de haber estado ahi no les hubiera perdido el paso. Se te ve muy bien rodeada de los sikuris. Un beso.

Mita said...

No te haces una idea de lo que estoy disfrutando de este viaje. Y ahora de Burgos, muchísimo. Hace nueve años que anduvimos por allí, no sólo me acercas mi país, sino la felicidad de los chicos y la música. Gracias!!!! Cuando se levante Irene, le avisaré que ya tienes fotos nuevas,jajaj.
Besos

Luis López-Cortés said...

Bella experiencia. Besos

Irreverens said...

Qué lástima que esto no ocurra hoy, pues mis padres andarán por Burgos a mediodía (y los habría avisado).
:)

Espero que los ciudadanos de Burgos hayan sabido apreciar vuestro trabajo.

Un beso.

Raquel said...

Magda,
la verdad es que es emocionante. Precioso sentarse a escuchar música ahí y pasear en grupo.
Besos

Mita,
esa parte de Burgos me gusta mucho. El año pasado hicimos el paseo en la plaza que tiene una fuente, con todas esas casas de colores y balconadas. También me gustó mucho. Música en un escenario así... ¿qué más se puede pedir?
A ver qué dice Irene
Besos!

Luis,
sí, hermosa.
Un beso

Irreverens,
si acaso recibes este mensaje, dile a tus padres que hoy (domingo) tenemos concierto en el auditorio de Las Bernardas, lo que ahora funciona como conservatorio. A las 5. Está muy cerca de la catedral. Si van, me gustaría saludarles.
Un besote grande

ferbr1 said...

Es un gusto ver esos sikus tocados por escolares españoles en España. Su manufactura parece muy lograda.

Me llama la atención, eso sí, el que lo sostengan al revés de como tradicionalmente se ejecutan estos instrumentos, ya que, salvo en el Amazonas, no tengo constancia de que los sikus se sostengan con sus notas más graves a la izquierda.

Sería muy interesante poder escuchar algún fragmento de este concierto.

¡Saludos!

dintel said...

Me has puesto la piel de gallina. Genial.

Irreverens said...

Raquel,

muchas gracias por tu mensaje. A mí me hubiera encantado que os conociérais también, pero resulta que estaban de paso. Sólo paraban a comer. Van en autocar, en viaje organizado y no podían deambular por la ciudad hasta las 17h. Una lástima, pero de todos modos agradezco de corazón tu gesto.

Un besazo

Raquel said...

ferbr1,
pocos músicos autóctonos tocan con los graves a la izquierda. Creo que es una deformación de la música clásica occidental (las notas graves del piano a la izquierda, de los instrumentos de cuerda frotada y pulsada, etc.) Yo aprendí así y me costaría tocar con el instrumento al revés (a mi revés). Si hacemos CD de ese paseo, te envío un fragmento.
Un abrazo

Dintel,
un paseo así es siempre muy emocionante.

Irreverens,
algún día nos reuniremos. Junto al mar, tal vez. O en algún paraje de montaña no muy difícil de escalar.
Besotes

ferbr1 said...

Hola:

Pues no es tan complicado. Sólo es cuestión de probar en la intimidad (sin testigos...), y en unos días ya vas a poder tocar sin problemas. Uno puede cambiar los chips mentales mucho más rápido de lo que uno creería.

Es una lástima que los chicos aprendan a tocar los sikus de una forma no ortodoxa, además de que, si tienen la oportunidad de tocar alguna vez con una banda de sikuris de bolivianos, peruanos, etc., seguramente les harán algún comentario ("estos gringos", casi seguramente ;-P)

¡Saludos!