Monday, August 30, 2010

Hace una semana

Pasan deprisa las estaciones. El calor y de la humedad dicen que sigue siendo verano, pero el verde cambia de color. Imparable el tiempo, los ciclos. A la vez que acumulan recuerdos, los días traen todo lo nuevo. Por más que quieras deternerte un momento, el presente es exigente. Insaciable su inmediatez.
Y así, una vez más, los rincones de la ciudad vuelven a ser parte de los tuyos tras la breve ausencia. El cuerpo los reconoce. Los pasos también.

Como otros años, el festival de Orton Park nos da la bienvenida

P8280039

Este año, con una gratísima sorpresa. Christian y Mónika Nieves han vuelto a Madison después de que hace seis años vinieran a tocar a Waterfront Festival con Puerto Raíces, el grupo que entonces tenían y que hacía un rock con mucho de música jíbara como raíz. Mónika y Christian son hijos de Modesto Nieves, extraordinario cuatrista y trovador. Tal vez de él haya heredado el talento. Quién sabe. Lo que está claro es que es mucho el que acumulan, tanto ellos como el resto del grupo, Josué, Willy, Joy y Manolo. Pero no es sólo el talento sino el trabajo individual y de grupo. Se siente en cuanto empiezan a tocar

P8280036

Seis años sin vernos, pero ahí está la bienvenida, el saludo, como si el tiempo, con toda esa exigencia e inmediatez se detuviera por un momento.
Volver a escuchar el cuatro de Christian es fascinante

P8280040

12.Christian

P8280028

Lo mismo que escuchar cantar a Mónika

18.Monika

o escuchar su güiro con todos los matices y sutilezas que le roba con la naturalidad que a ella misma la hacen ser una bellísima persona

P8280061

La química entre todos también se siente especial

P8280044

P8280089

P8280042

Es una buena bienvenida, no cabe duda.

4 comments:

Alegría. said...

Un beso, Raquel.

Belén said...

La verdad es que da gusto ver cómo todo poco a poco se va poniendo en su sitio,¿verdad?

Besicos

banderas said...

He estado curioseando en YouTube algunos vídeos de estos hermanos y me he quedado de piedra al oir a Christian "a los mandos" del cuatro... y digo a los mandos porque parece un piloto de F1 tocando. ¡Qué fiera el tío! ¡Impresionante!

Biquiños ;-)

Raquel said...

Alegría,
gracias. Siempre gusta recibirlos.

Belén,
poco a poco, así es.

Banderas,
lo de Christian es impresionante. El control que tiene del instrumento ténica y musicalmente.... lo que tu dices, un campeón de F1. Y además, una bellísima persona.
Monika igual. Además de cantar, si ves la facilidad con la que toca percusión te asustas.
Besos