Friday, August 13, 2010

Un paseo musical

Si pensabas que hoy ibas a merendar tranquilamente en el albergue, te equivocas

P8130101

Y si pensabas que ibas a tener un paseo tranquilo por el pueblo, te vuelves a equivocar.
Dos personajes se anuncian, mp333 y mpCuarteto. Uno que sólo quiere escuchar música funky y otro que sólo música clásica y bien timbrada

P8130115

P8130126

Desde abajo los miran asombrados, tratando de entender la locura de cada uno

P8130117

Y es esa locura particular la que da comienzo al paseo musical. Los dos personajes tratarán de convencer a los demás de que lo suyo es lo mejor y así, discutirán entre músicas y músicas

DSC_0603

cada uno dando todas las razones para convencer al público de que lo que ellos más admiran es lo mejor

P8130134

Como después de escuchar un par de temas

P8130143

la reconciliación parece imposible, mp333 y mpCuarteto llaman a la madre abadesa para que les ayude a encontrar la armonía necesaria, la consonancia precisa

P8130142

Aunque el ensordecedor y bullanguero funky rapero no haga el camino fácil,

P8130152

el recorrido comienza para llevarles por las más diversas melodías, ritmos, tiempos y contratiempos. Nos conducen hasta el pórtico de Santa María acompañados por la abadesa, quien relatará las maravillas de escuchar plácidas melodías

P8130159

P8130162

Al otro lado de la iglesia, mpCuarteto expresa su felicidad por lo que acaba de escuchar y consigue un momento de plena realización con el cuarteto de flautas y clarinetes que fiel siguen sus indicaciones para conseguir una impecable ejecución

P8130171

Aunque poco después, su ánimo tropieza. Algo suena a lo lejos, sonidos estridentes y rotundos, puertas, bidones, palmas y cuerpos

P8130181

Varias bandas callejeras se disputan el territorio. Flamencos, funkies y rayados

P8130179

DSC_0686

P8130180

buscan el control. Probablemente fuera obra de mp333 para no dejarse ganar terreno. El caso es que, como las disputas iban cada vez a más, un nuevo personaje, el marqués de Santillana, entra en escena. Dicho marqués, quien ha estado observado el recorrido

P8130183

y particularmente, con gran admiración, a la abadesa,

P8130189

inaugura su entrada cantando versos viejos y tratando, como todos los demás, de llevar las cosas a su terreno. Algo saldrá de todo ello pero mientras tanto, el paseo continúa

P8130190

Una flauta suena a lo lejos y el peregrino que ha ido asomando a lo largo del camino, con humilde presencia une su música a la nuestra

DSC_0732

Sin embargo, es otra flauta la que hace el reclamo. Un sicuri despliega sonidos y congrega a los paseantes

DSC_0739

Llama a todos para que vengan, para que escuchen a los otros que tocando se acercan

DSC_0750

y que poco después se unen al resto del grupo,

DSC_0754

MpCuarteto se impacienta al escuchar músicas andinas, pero nada puede detener esa fuerza, ese desfile que hasta al peregrino emociona

DSC_0771

DSC_0781

y que nos conduce hasta la preciosísima iglesia con el pórtico de los músicos

DSC_0809

donde marqués y abadesa encuentran su mágica conexión tañendo guitarras y tejiendo notas de cristalina voz. Será ahí donde mpCuarteto recupere su protagonismo al escuchar clásicas melodías

DSC_0820

Y desde ahí desde donde otras melodías clásicas vuelvan a reafirmar armonías consonantes, bien desde la calle,

DSC_0829

DSC_0834

seduciendo a un público fiel,

DSC_0833

o desde balcones

P8130211

MpCuarteto vuelve a reafirmarse

P8130213

y mp333, ya más atento a otros aires y capaz de escuchar, dialoga con la abadesa elogiando a quienes así tocan;

P8130216

lo mismo que el marqués, que plácido sonríe sintiendo cómo la abadesa, más distendida, también disfruta del embeleso

P8130219Align Center

Y será ya en la plaza cuando después de escuchar carnavalitos entremezclando clarinetes, guitarras y bombo

P8130222

cuando todos aprendan a escuchar de otra manera y al fin se encuentren,

P8130233

se reconcilien

P8130225

y todos caminen hacia la plaza

P8130242

para cantar juntos una canción más. Hasta la expresión de mp333 ha cambiado

P8130244

y mpCuarteto igualmente la acompaña

P8130246

Además de la canción, una vez todos reunidos, abadesa y marqués se transforman

P8130248

y para celebrar su unión, el concierto final de profes realmente se convierte en concierto

P8130267

P8130264

P8130275

P8130284

P8130306

"¡Ah!", dicen todos, mejor que no se nos olvide nunca la importancia de aprender a escuchar, la de lo distinto, las armonías compartidas y el espacio común, que es de muchos.

DSC_0962

No comments: