Monday, October 31, 2011

Una más

La mitología azteca cuenta que los volcanes Popocatepetl y el Iztaccihuatl, segunda y tercera elevación más altas de México, fueron una vez hombre y mujer que estaban profundamente enamorados. Popo era el joven guerrero e Izta la bella princesa. Antes de que él pudiera tenerla a ella como prometida, el padre de Izta, máximo gobernante, le puso como condición a Popo que primero tenía que entrar en batalla contra una tribu de enemigos y volver victorioso de la misma. Izta le esperó hasta que un día recibió la falsa noticia de que Popo había muerto. Ella murió de dolor y cuando su amante volvió victorioso, llevó su cuerpo a la montaña donde mandó construir una pira funeraria para ambos. Él muere junto a ella y los dioses, apiadándose de los dos, los convierte en montañas para que puedan estar juntos el resto de sus vidas

IMG_0249

Aunque esta imagen no lo cuenta muy bien, a veces puedes imaginarla a ella dormida y a él cuidándola.
De cualquier manera, siempre es espectacular ver los dos volcanes mientras el avión sale de la Ciudad de México.

IMG_0246

9 comments:

dintel said...

Unos días sin pasar por aquí y cuando vuelvo todo sigue igual, tú viajando y enseñándome fotografías geniales. Un beso.

Elena Casero said...

Qué bonitas son las leyendas. Y que impresionante las fotografías.

Un abrazo Raquel

Irreverens said...

Oye, Raquel, abrigaos bien cuando aterricéis, que me parece que el contraste va a ser de aúpa.
:)

Las leyendas sobre montañas me parecen la mar de simpáticas.

José Núñez de Cela said...

Si el mundo se construyera por enamorados, otro mundo más bello y diferente viviríamos.
Preciosa leyenda e impresionantes fotos!

saludos

caperucita roja said...

Casi me recuerda a alguna leyenda española.....

Tawaki said...

México es inabarcable. da igual cuántas veces lo visites porque siempre aprendes algo nuevo. Un abrazo.

Núria said...

Muchas montañas tienen historias análogas asociadas a su creación. No conocía ésta. Gracias por contarla.

Un saludo desde Barcelona

Fernando Santos (Chana) said...

Olá Raquel, bela lenda...Espectacular....
Cumprimentos

Tesa said...

Otros Romeo y Julieta. Me asombra como se repiten tradicciones y leyendas de un lado al otro del mundo. Cambian los nombres, los paisajes, pero no la esencia de los sentimientos.

Sigo por aquí un rato.

Muchos besos desde la soleada Barcelona,