Tuesday, October 25, 2011

Por la Sierra Gorda

Ya nos han dicho que de la Ciudad de México a Jalpan son unas seis horas de camino. El problema no es el número de kilómetros sino las curvas y la montaña. La primera parte del camino es sencilla: la autopista corta paisajes y deja de lado pueblos y ciudades, pero es rápida y directa. Comenzamos desde lo más llano y poco a poco vamos ascendiendo

IMG_6654

Una vez que entramos en la nacional 120, todo vuelve a cobrar más color, pasamos por pueblos y te muebles con gente que está en sus faenas diarias

IMG_6661

IMG_6672

IMG_6687

En San Joaquín hacemos la primera parada

IMG_6691

IMG_6751

IMG_6763

A este pueblecito lo llaman la catedral del huapango porque en la primavera se celebra uno de los festivales de música huasteca más importantes de la región.
Lo atravesamos para ir al mirador de San Antonio, aunque antes paramos en otro lugar que nos deja admirar la Sierra Gorda con esa sensación de pequeñez que este tipo de paisaje provoca

IMG_6703

IMG_6704

Cuando emprendemos camino hacia el mirador nos cruzamos con gente que trae con flores o cintas

IMG_6719

"La Virgen de los Dolores está aquí en San Joaquín y la vamos a llevar allá". Por eso las flores y cintas, sus colores entre plantas y piedras del camino

IMG_6721

IMG_6732

Desde el mirador no podemos ver la panorámica prometida de 360º de la sierra, pero merece la pena subir hasta allí, sentir el aire seco, el sol duro

IMG_6737

Regresamos al camino para ir a ver dos lugares arqueológicos, aunque con tan mala suerte que hoy están cerrados. No es lunes pero el cartel sólo dice que hoy, martes 25, están cerrados. De Ranas sólo vemos este vestigio de pirámides desde afuera

IMG_6757

y la ladera verde que rodea el sitio

IMG_6755

Ese aire, esa claridad y ese sol me recuerdan a los del altiplano andino boliviano o peruano. Cuzco. Sol y aire hieren. Hace frío en la sombra. Fuera de ella, todo arde. La piel del niño enrojece y se hace dura

IMG_6767

mientras juega a la lucha con espada de madera

IMG_6775

Son las tres de la tarde cuando salimos hacia Jalpan. 100 kilómetros en casi tres horas pueden hablar tal vez de las curvas, subidas y bajadas del camino, pero no pueden describir la belleza de las montañas, su fuerza, su gigantesca presencia

IMG_6802

IMG_6784

IMG_6805

IMG_6842

IMG_6850

Un pequeño respiro mientras el cartel nos dice hacia dónde vamos

IMG_6846

y de nuevo el camino que como bien dice un amigo, disfruta el pasajero sabiendo que llleva a un buen conductor

IMG_6854

IMG_6863

IMG_6869

IMG_6885

Es difícil pensar una vida llena de comodidades para quienes vivan en estos parajes, pero algo debe tener

IMG_6891

Después de subir hasta los 2.800 metros, la bajada también es espectacular. Allí abajo está Ahuacatlán, una de las sedes del festival al que hemos venido

IMG_6906

IMG_6904

Un poco más allá,

IMG_6918

Llegamos cuando todavía había luz, buscamos el hotel y después de saludar a nuestra familia huasteca, nos da tiempo a bajar un momento a ver La misión de Santiago de Jalpan, una de las cinco misiones de la zona fundadas por Fray Junípero Serra

IMG_6935

No hay mucha luz pero quiero ver un poco de cerca ese barroco mexicano que tan bien aquí se conserva

IMG_6937

y ver La misión con las últimas luces del día

IMG_6944

A Jalpan van llegando esta noche algunos de participantes en el XVI Festival de las Huastecas. Es un festival que mueve mucha gente. No sólo llegan músicos sino promotores culturales, organizadores, radio, televisión, periodistas... Es otro reencuentro. Si el tiempo llega, trataré de contaros un poco más de todo esto porque festivales así, realmente merecen la pena

IMG_6947

5 comments:

Irreverens said...

Para algunas personas, vivir en parajes como esos ya es todo un regalo en sí mismo.
:)

Que lo paséis en grande en el festival, Raquel.

Besotes

Peter Pan said...

Creo que ni los propios mejicanos conocen tan bien su país como tú. Y de paso nosotros podemos "oir" de lugares que, de otra forma, sería imposible ni siquiera imaginar
Besos

Raquel said...

Irre,
sí, pensé en eso mientras lo estaba escribiendo.
Esas alturas te hubieran encantado.
Un besote

Peter,
esta parte de la Sierra Gorda fue nombrada Patrimonio de la Humanidad en el 2000. La verdad es que hay que pensarse las horas de viaje pero de todas, todas, merece la pena.
Un abrazo

Belén said...

jeje, la Irre se muere de la envidia, que lo sé yo ;)

besicos

Rafael said...

Se siente uno pequeño ante la magnificencia de la naturaleza, es verdad. No sé qué me ha impresionado más, si la extensa y gran sierra o la original y sorprendente fachada de la misión.
Gracias por mostrarnos mundo Raquel.
Besos. Rafael.